La Rioja

Los Maristas cumplen 200 años

El polideportivo de Maristas se llenó con todos sus alumnos. :: SONIA TERCERO
El polideportivo de Maristas se llenó con todos sus alumnos. :: SONIA TERCERO
  • La orden religiosa inicia la celebración del bicentenario en su centro de Logroño

El pasado 2 de enero se cumplieron 200 años del nacimiento de la institución Marista, presente ya en 81 países. Marcelino Champagnat fue el fundador de esta orden religiosa que cuenta con un centro educativo en Logroño que acoge a 1.400 alumnos, desde los bebés de la guardería, pasando por Educación Infantil y Primaria, hasta llegar a Secundaria, donde los escolares de 4º de la ESO tienen 16 años. Ayer todos ellos, junto a profesores y padres, celebraron el primer acto del programa de actividades que se realizarán durante el presente 2017 con motivo del bicentenario.

«Celebramos el nacimiento de la institución marista en Francia. Éste es el primer acto que tenemos, es la apertura del resto», explicó el director del colegio San José de Logroño, Antonio Alegre. Toda la comunidad educativa marista de La Rioja se reunió en el polideportivo del centro en Logroño para cantar el himno del bicentenario, '200 y más, vive el sueño', y formular deseos que fueron colocados en una estructura en forma de esfera izada hasta el techo para que presida todo el año 2017.

Cada clase pidió un deseo, una quiso «aprender jugando», otra «que muchos niños puedan cumplir su sueño», otra «que todos seamos felices y hagamos felices a los demás», otra «que todo el mundo tenga un colegio donde aprender» y otra, sin complejos, «llegar hasta la Luna y más». En general los deseos se centraron en la educación, el amor, la paz, la felicidad, etc. «Éste es un sencillo encuentro», describió Antonio Alegre, «la bola significa el mundo y nuestra conexión con todo el mundo marista».

Después hubo petardos, cohetes y una chocolatada. Próximamente habrá actividades para antiguos alumnos, deportivas a las que se invitará a otros colegios de la ciudad y una gran actividad de fin de curso, así como una cena con los padres.