La Rioja

UPTA denuncia el fracaso «estrepitoso» de las medidas de apoyo al comercio

  • La federación plantea favorecer el relevo generacional en vez de crear emprendedores a través de más autónomos

El secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), Javier Marzo, aseguró ayer que han «fracasado estrepitosamente» las medidas de apoyo al comercio, que acusa un consumo que no se reactiva y un problema de relevo generacional.

En rueda de prensa junto a la secretaria de Política Sectorial de UPTA, Susana Ruiz, dijo «no entender» el gasto que está ejecutando el Gobierno regional para apoyar al comercio, cuando «se está llevando a la gente a ser autónomos y el 80% acaba fracasando».

Marzo se apoyó en una encuesta de UPTA sobre la actividad del comercio y la hostelería durante el 2016 en la que los comerciantes han señalado cómo la venta por Internet les hace «cada vez más daño». «Se van cerrando negocios por jubilación y no sigue nadie con ellos, aún siendo rentables», dijo. Por ello pidió medidas para favorecer el relevo generacional en los comercios rentables en vez de fomentar el emprendimiento a través de nuevos autónomos sin formación. Explicó que los comerciantes achacan la situación actual a que «se dio preferencia a las grandes superficies». Durante el año 2016, y a fecha de 30 de noviembre, se habían cerrado 80 comercios en La Rioja, una cifra que UPTA cree que será más alta con diciembre.

En la encuesta, el 67% de los comerciantes dice que vendió lo mismo que en el 2015, y el 19%, menos. El 88% no ha contratado trabajadores y las grandes superficies son el factor que más les influye negativamente, seguidas del consumo por Internet y la falta de aparcamiento.

El 45% cree que en el 2017 le irá igual; el 38% que peor y el 17% que mejor. En cuanto a las ayudas, el 90% dice que no ha recibido ninguna.

En cuanto a la hostelería, el 40% afirma haber bajado las ventas y el 34% dice que han seguido igual, frente al 26% que suben. Para el 89%, la competencia es el factor que más influye negativamente en su negocio, seguida de los impuestos y el consumo. Este último lo califican de «muy irregular» y dependiente de épocas. Consideran que pagan demasiados impuestos y tasas y creen que tienen márgenes reducidos. La Rioja contaba con 2.698 autónomos de hostelería a 30 de noviembre de 2016, lo que en números netos supone 15 autónomos más.