La Rioja

El Banco de Sangre triplica sus reservas en 2016, con 1.113 nuevos donantes

vídeo

Donación de sangre entre el colectivo estudiantil / Antonio Díaz Uriel

  • Desde Salud se indica que las 10.030 donaciones de sangre realizadas del 2016 garantizan todas las necesidades transfusionales

El Banco de Sangre de La Rioja ha triplicado sus reservas de sangre en el último año y ha incorporado a un total de 1.113 nuevos donantes, lo que supone un 11 por ciento más que en 2015.

La consejera de Salud del Gobierno regional, María Martín, ha informado hoy en una rueda de prensa de la actividad de este servicio, acompañada por el director técnico del Banco de Sangre de La Rioja, Carlos Sola.

Martín ha resaltado que la incorporación de nuevos donantes es la mejor cifra registrada en La Rioja desde 2011 y ha agradecido a todos los donantes su solidaridad.

Sin embargo, ha reconocido que aún hay capacidad de crecimiento para sumar nuevos voluntarios, ya que cada donante que realice dos donaciones al año puede ayudar hasta a 6 personas.

Las 10.030 donaciones de sangre realizadas por un total de 6.918 donantes a lo largo de 2016 permitieron garantizar la autosuficiencia de componentes sanguíneos y atender todas las necesidades transfusionales de los pacientes en los hospitales de La Rioja.

El año pasado se cerró con el mayor porcentaje de "stock" de componentes sanguíneos desde el año 2010, triplicando las existencias en comparación con las mismas fechas de 2015.

Sola ha añadido que este dato "garantiza que los pacientes riojanos tengan cubiertas sus necesidades transfusionales gracias a la solidaridad de los donantes que cada día se acercan a la unidad móvil y al Banco de Sangre".

Por grupos sanguíneos, las reservas del grupo A+ se han incrementado un 745 por ciento respecto a los datos obtenidos a finales de diciembre de 2015.

Un 329 % han aumentado las existencias de 0+; un 20 % las de 0-; un 34 % las de B+; un 333 % las de B-; un 33 % las de AB+; y un 50 % las de AB-.

Por su parte, los componentes del grupo A- han experimentado un leve descenso, cifrado en el 3,3 %, por lo que ha pedido a las personas con este grupo sanguíneo que acudan a donar si pueden.

Cada donante riojano realizó una media de 1,45 donaciones a lo largo del pasado año, aunque los hombres pueden donar hasta cuatro veces al año y las mujeres hasta tres, separadas cada una por intervalos de dos meses.

Ha recomendado que, al menos, los donantes acudan cuando se aproxime la fecha de su cumpleaños y seis meses después, para escalonar todas las donaciones, porque la sangre caduca.

Así, ha explicado que los concentrados de hematíes se pueden conservar durante 42 días, las plaquetas de 5 a 7 días y el plasma se puede almacenar durante tres años.

Ha destacado que las mujeres donan más que los hombres en los grupos de edades más jóvenes, a razón de 1,35 mujeres donantes por cada hombre menor de 30 años.

Esta tendencia se invierte en la década de los 31 a los 40 años, donde 1,48 hombres donan sangre por cada mujer donante; esta diferencia se ve ampliada a 1,70 hombres por cada mujer donante a partir de los 41 años de edad.

Por ello, ha aconsejado a las mujeres postmenopáusicas que incorporen las donaciones de sangre a sus hábitos, para ayudar a más personas.

El 74 % de las donaciones se han obtenido en la unidad móvil de hemodonación, que durante 2016 realizó un total de 519 desplazamientos a 95 puntos de la región.

Los únicos requisitos para poder donar sangre consisten en ser mayor de edad, pesar más de 50 kilos y contar con un buen estado de salud.

El donante debe presentar el DNI para que la donación sea registrada e identificada, después se le toma la tensión arterial, se miden los niveles de hemoglobina y se completa un cuestionario médico.

Posteriormente, se realizará la donación sanguínea, que durará aproximadamente 10 minutos y, para finalizar, el donante tomará un refrigerio, agua o un refresco con el objetivo de recuperar el volumen de sangre extraído. EFE

Temas