La Rioja

Más de 40.000 riojanos podrían reclamar los gastos de formalización de su hipoteca

Más de 40.000 riojanos podrían reclamar los gastos de formalización de su hipoteca
  • La Organización de Consumidores y Usuarios calcula que el coste de formalización del contrato ronda, de media, los 3.000 euros

Primero fueron las cláusulas suelo, declaradas nulas por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), y ahora son los gastos de formalización de las hipotecas. Los bancos tendrán que enfrentarse a un nuevo ajuste multimillonario después de que los jueces se hayan puesto del lado de los usuarios en sucesivas sentencias que les obligan a devolver a sus clientes los costes de constitución de las hipotecas en el registro, en el notario, los impuestos de actos jurídicos documentados, el informe de tasación e incluso los gastos de gestoría, siempre que ésta la haya propuesto la entidad bancaria.

Casi la totalidad de los desembolsos, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), corrieron al 100% a cargo de los hipotecados. Unos 6 millones de personas en España, de acuerdo con esta asociación, y más de 40.000 en La Rioja. No obstante, el decano de los notarios de esta comunidad, Carmelo Prieto Ruiz, asegura que no todos los hipotecados tienen ese punto «abusivo» en sus contratos y, por tanto, sería necesario estudiar caso a caso para saber si pueden acogerse o no a la sentencia del Supremo que el 23 de diciembre del 2015 abrió una nueva guerra con el sector bancario.

En aquel fallo judicial sin precedentes el alto tribunal declaró nula la cláusula por la que se atribuyen al consumidor todos los costes derivados de la concertación del contrato cuando quien tiene el interés principal «en la documentación e inscripción de la escritura de préstamo con garantía hipotecaria es, sin duda, el prestamista». En ese caso concreto, el Supremo se pronunció sobre una hipoteca suscrita con el BBVA y obligó a esta entidad bancaria a devolver los gastos de constitución del préstamo, pero lo cierto es que en la práctica, según la OCU, todas las entidades bancarias cuentan con cláusulas similares.

Tras esta primera sentencia varios juzgados de primera instancia -en Granollers (Barcelona) y Oviedo-, y audiencias provinciales de España -Zaragoza y Pontevedra-, han empezado a pronunciarse en cascada en un sentido similar, amparándose en el fallo del alto tribunal. En La Rioja, según constata el abogado experto en derecho bancario Sergio Gil Gibernau, ya se están empezando a interponer las primeras demandas contra estos gastos que deberían asumirlos los bancos en su totalidad o, al menos, la mitad.

En la práctica, para reclamar las cantidades a los bancos el interesado debe primero presentar una reclamación ante el servicio al cliente de la entidad financiera con la que suscribió el préstamos hipotecario y después, si obtiene una respuesta negativa, será necesario que acuda a la vía judicial, como, de momento, tienen que hacer todos los que tienen o han tenido la cláusula suelo en sus contratos y quieran que el banco les devuelva todo lo pagado de más cuando el tope de bajada impuesto por su banco les impidió beneficiarse de la caída del euribor, índice de referencia de la mayoría de hipotecas españolas y que en la actualidad se encuentra en mínimos históricos (-0,085 en el día de ayer).

A modo de ilustración, la OCU calcula que en una hipoteca de 150.000 euros los gastos de constitución del préstamo ante el notario pueden ser unos 425 euros, la inscripción en el registro son unos 122 euros y el pago del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados asciende a 2.550 euros. Por tanto, de media, los bancos deberán reintegrar unos 3.100 euros.

Precisamente, esta organización de defensa de los consumidores ha iniciado una campaña para facilitar a los afectados la tarea de reclamación y ha puesto a disposición de los usuarios una calculadora para que puedan conocer de manera aproximada la cantidad cobrada de más de por el banco.

Sólo en el 2015, de acuerdo con sus estimaciones, los gastos de formalización de hipotecas supusieron un desembolso de 450 millones de euros para los consumidores. «Cantidades pagadas de forma abusiva y que es posible recuperar gracias a la sentencia sobre cláusulas abusivas promovida por OCU», apuntan desde esta entidad.

Por su parte, la Asociación de usuarios de Bancos, cajas y seguros (Adicae) está analizando con sus servicios jurídicos las acciones a emprender como, por ejemplo, demandas colectivas, como ya hizo con las cláusula suelo.