La Rioja

Curso lustroso con máculas vergonzantes

Un año olímpico siempre es diferente. La cita de Río de Janeiro, saldada con 65 récords de los Juegos y 19 mejores marcas mundiales, encumbró en agosto a dos resplandecientes figuras elevadas ya a la condición de mitos. El nadador estadounidense Michael Phelps sumó cinco medallas de oro y una de plata. Su inigualable botín olímpico exhibe así 23 oros, 3 platas y 2 bronces. Sobre superficie sólida, el jamaicano Usain Bolt repitió el triple humillante dominio (100 metros, 200 y el relevo 4x100) de Pekín'2008 y Londres'2012. La reunión se vio condicionada por la sanción a Rusia, que solo pudo presentar 282 deportistas por el «dopaje sistemático de Estado que ha practicado durante años» y que afecta a más de mil atletas.

La delegación española regresó de Río con 17 medallas, igual número al de la cita previa de Londres, pero con más oros, siete. Cuatro de estos llevaron nombre de mujer. Los resultados en los Paralímpicos, 31 preseas, marcan una línea descendente desde Sídney (106 medallas), Atenas (71), Pekín (58) y Londres (42). Algo pasa.

Juegos al margen, la cosecha internacional de España se abrió allá por enero con la plata de la selección masculina de balonmano en el Europeo y fue creciendo con el oro continental en fútbol sala, el segundo título mundial y el cuarto europeo de Javier Fernández en patinaje artístico, la conquista de Roland Garros por Garbiñe Muguruza, la undécima Champions del Real Madrid, su posterior Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes, la UEFA Europa League del Sevilla o el tercer título de Marc Márquez en Moto GP. Julen Lopetegui sustituyó a Vicente del Bosque al frente de 'La Roja' y Cristiano Ronaldo sumó el cuarto Balón de Oro por sus títulos de blanco y la Eurocopa ganada con Portugal. Junto a tanto brillo, al delantero le persigue la sombra de un presunto fraude fiscal por valor de 150 millones de euros. Sospechosos son también Di María, Xabi Alonso o Falcao. Condena firme por burlar a Hacienda conocieron Leo Messi y su padre (21 meses de cárcel) y el Barcelona (multa de 5,5 millones de euros) por delitos en el fichaje de Neymar. El esloveno Alexander Ceferin y el suizo Gianni Infantino se hicieron con la presidencia de la UEFA y la FIFA por la porquería en forma de corrupción que apareció bajo la alfombra de Michel Platini y Joseph Blatter en 2015.

El fútbol despidió a Johan Cruyff, el boxeo a Mohamed Ali y el motociclismo a Luis Salom, fallecido en unos entrenamientos. Pero la mayor tragedia se llevó el 29 de noviembre a 71 personas en el siniestro del avión en que viajaba el equipo brasileño de fútbol del Chapecoense.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate