La Rioja

Nagore avisa de que se «endurecerán» los controles en los repartos de viñedo

  • El consejero advierte de que se comprobará que los beneficiarios hagan efectivas sus plantaciones o, en caso contrario, serán sancionados

El consejero de Agricultura del Gobierno de La Rioja, Íñigo Nagore, anunció ayer que su Consejería endurecerá los criterios de acceso para futuros repartos de plantaciones de viñedo y que, de forma paralela, se extremará el control sobre aquellos que han logrado en este primer polémico reparto dichas autorizaciones.

Lo hizo en el pleno del Parlamento celebrado ayer y en declaraciones hechas a Televisión Española tras descartar hablar al respecto con este medio de comunicación. Ante las cámaras advirtió de que van a «endurecer» las condiciones de acceso a esas autorizaciones «como ya intentamos en su momento» y que, además, se «endurecerán los controles a posteriori para que si alguno de los que ha solicitado no tiene intención de cultivar viñedo tenga sus consecuencias».

En el Parlamento regional el punto más destacado de ayer fue, precisamente, el visto bueno que los cuatro grupos dieron a la Ley del control del potencial vitícola. El vino regresaba así a un pleno en una de las semanas que más titulares ha acaparado en los medios de comunicación debido, por un lado, a la reciente publicación en el Boletín Oficial de La Rioja de la relación de beneficiarios del nuevo reparto de viñedos; y, por otro, al malestar que ese resultado ha despertado en el sector al considerar que se ha pervertido el espíritu original de la norma.

«En los criterios de autorización de nuevas plantaciones el problema está en los criterios que ha marcado no la Comisión Europea sino el Parlamento y el Consejo Europeo», argumentó el consejero ante los diputados tras recordar que hay «un reglamento en el que se marcan un total de ocho criterios que se pueden emplear».

El titular de Agricultura dijo que España «ha decidido emplear uno de ellos, algo que no han hecho todos los países porque sólo seis miembros han decidido fijar algún criterio en el reparto. El único sitio en el que ha habido problemas es en La Rioja. Habrá que analizar porqué», dijo Nagore que, con tono grave, reprendió a los diputados: «Lo que no admito es que se nos acuse de falta de rigor y de falta de control. Ni laxitud ni falta de control. Somos los más exigentes del mundo».

Esa fue su respuesta a las críticas recibidas desde los grupos parlamentarios. Abrió el fuego Tomás Martínez Flaño acusando al Ejecutivo de ser el responsable del «problema generado con las primeras autorizaciones de plantación». «No han sido escrupulosos matizando en la norma aquello que podría suponer un agujero de fraude y observando su estricto cumplimiento», añadía el diputado de Ciudadanos, que recordó que «el 2,5% de las solicitudes han obtenido el 30% de las autorizaciones dejando fuera a pequeños agricultores o jóvenes».

Concha Andreu (PSOE), después de que desde Podemos Germán Cantabrana hablara de «susto» en el reparto del viñedo, se refirió a «repartos de riqueza» para decir que «a los listillos siempre les toca el premio mientras que los demás siempre salen perdiendo».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate