La Rioja

La Guardia Civil esclarece 28 robos mediante el sistema del butrón en empresas de La Rioja

  • Se trata del mayor caso en la región de saqueo por apertura de agujeros, que abrieron en instalaciones de Navarrete, Agoncillo, Calahorra, Fuenmayor, Haro, Lardero y Nájera

Además de 'surferos', butroneros. La Guardia Civil ha resuelto que la banda de 'surferos' que se dedicaba a robar camiones en marcha en la autopista y que desarticuló el pasado octubre es la misma que cometió un total de 28 robos en empresas de La Rioja por el procedimiento del butrón.

El Instituto Armado ha esclarecido así el mayor caso de delitos de robo con fuerza por medio del sistema del butrón (practicando un agujero en las paredes) que ha tenido lugar en la región.

Con esta forma de actuar, la banda llegó a sustraer bienes y dinero por valor de 112.000 euros, si bien los daños que ocasionó en las empresas afectadas rebasaron los 200.000 euros.

Los autores de estos hechos son tres individuos de nacionalidad rumana, de 30, 33 y 34 años, que actualmente se encuentran en prisión. Pertenecían a un grupo criminal organizado y jerarquizado, que quedó desarticulado el pasado mes de octubre en el marco de la denominada 'Operación Surcaz'. Esta operación puso coto a un clan de atracadores que asaltaba camiones mientras circulaban por las autovías y autopistas de Zaragoza, mediante el método de los 'surferos'.

Precisamente, el estudio pormenorizado de la documentación y de los efectos intervenidos en la 'Surcaz' ha permitido a los efectivos de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Benemérita en La Rioja reunir las pruebas suficientes que incriminan a estos tres individuos en 28 robos con fuerza. Estos asaltos los cometieron durante los años 2015 y 2016 en empresas e instalaciones ubicadas en Agoncillo, Calahorra, Fuenmayor, Haro, Lardero, Nájera y Navarrete.

La Guardia Civil señaló que los ladrones actuaban siempre de madrugada tras haber efectuado un análisis previo de las instalaciones y de las vías de escape. Las empresas objeto de los robos, correspondientes a muy variados sectores de actividad, se localizaban en polígonos industriales riojanos.

'Modus operandi'

Las mismas fuentes precisaron que estas personas inutilizaban los sistemas de alarma, tras lo cual accedían al interior de las instalaciones mediante el procedimiento del butrón. El agujero lo abrían con mazas. Una vez dentro, sustraían dinero, herramientas y material informático y destrozaban con las mazas cualquier tipo de mobiliario que pudiera custodiar objetos de valor (armarios, cajones, taquillas,...).

En los 28 robos se hicieron con un botín de 40.000 euros en efectivo y 72.000 euros en herramientas y material informático. El valor de los daños ocasionados a las empresas afectadas supera, no obstante, los 200.000 euros. El Instituto Armado indicó que los asaltantes ponían a la venta o enviaban a Rumanía los bienes que se llevaron de estas compañías.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate