La Rioja

COAG calcula que 16 particulares se repartirán 120 hectáreas de viñedo

Luis Torres y José Luis Pisón (UAGR), Alberto Sáinz (Ehne-Navarra), Jesús Bauza (UAGA) y Leticia Olasolo (UAGR), ayer. :: sonia tercero
Luis Torres y José Luis Pisón (UAGR), Alberto Sáinz (Ehne-Navarra), Jesús Bauza (UAGA) y Leticia Olasolo (UAGR), ayer. :: sonia tercero
  • UAGR, UAGA y Ehne consideran que La Rioja ha sido demasiado «laxa» al admitir solicitudes y reclaman el cambio inmediato de criterios

La Unión de Agricultores y Ganaderos de La Rioja (UAGR), la UAGA alavesa y Ehne-Navarra calculan que 16 particulares se repartirán alrededor de 120 hectáreas de las 387 que se podrán plantar en Rioja a consecuencia del reparto de permisos administrativos del 2016, cuyos nombres y superficies, en el caso de la comunidad riojana, se conocerán mañana con la publicación en el Boletín Oficial de La Rioja (BOR).

Los dieciséis se corresponden con el grupo de beneficiarios que tendría más de tres hectáreas, mientras que, según aseguró ayer Alberto Sáinz, portavoz de Ehne Navarra, «hay jóvenes agricultores que han recibido mil metros o incluso menos». «Eso es lo que justifica nuestras protestas -añadió-, ya que no sólo no se ha limitado el reparto, sino que se ha dado incluso cobertura a pastos de robledales cuya roturación está prohibida por Medio Ambiente pero que han servido para presentarlas como tierras susceptibles de plantación y, por tanto, para llevarse el grueso de las nuevos permisos». La clave del reparto ha estado en la definición de la figura de 'jefe de explotación', que ha sido diferente y con diferentes controles para cada autonomía y en que no ha habido el mismo criterio tampoco para seleccionar las tierras susceptibles de plantar viñedo.

En este sentido, Leticia Olasolo, técnico de la UAGR, advirtió de que «La Rioja ha sido menos rigurosa y más laxa al aceptar solicitudes, algo que no ha pasado en otros sitios». Olasolo recordó que mientras en La Rioja «sólo se han rechazado el 3% de las solicitudes del Grupo I (jóvenes con actividad agraria no vitícola), en La Mancha se han desestimado el 80%; en Aragón, el 92%; o el 97% en Extremadura, con lo que el Grupo II, el de los viticultores, ha entrado directamente en los repartos, pero aquí se han agotado exclusivamente con el Grupo I». «De hecho -insistió la técnico de la UAGR- ahora sí se plantean cambiar los requisitos para 2017 porque saben que no se han hecho bien las cosas».

Así, las tres organizaciones de COAG denuncian que «no toda la responsabilidad es de Bruselas, ya que aunque había unos criterios generales que seguir, también había herramientas para subsanar estas situaciones», denunció Jesús Bauza, portavoz de la UAGA. En este sentido, Bauza reclamó a las instituciones comunitarias el establecimiento de límites en el reparto (un máximo de hectáreas); al Ministerio de Agricultura, que «utilice otros criterios, que ya existen, para que favorezcan la generación de explotaciones agrarias viables»; y a las comunidades autónomas, que «unifiquen actuaciones en el ámbito de la Denominación de Origen, ya que no tiene sentido que haya reglas diferentes para La Rioja, Álava y Navarra».

Interprofesional

Jesús Bauza reclamó también la intervención de la Interprofesional del Vino de Rioja en el asunto y, además de exigir el mantenimiento de la proporcionalidad en los repartos entre los tres territorios autonómicos, que se limite el crecimiento previsto de superficies (387 hectáreas en el 2016 pero que se incrementan a 645 este año) a la mínima expresión hasta que se garantice que el nuevo viñedo vaya a agricultores con capacidad de producir uvas de calidad».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate