La Rioja
Repartidor de costes a instalar en cada radiador. :: Sonia Tercero
Repartidor de costes a instalar en cada radiador. :: Sonia Tercero

Casi 27.000 hogares riojanos siguen sin los contadores de calefacción que exige la UE

  • La directiva europea, que entra en vigor el día 1 de enero, no será efectiva hasta que el Gobierno de España la transponga al ordenamiento nacional

Sí, pero no. La parálisis política española que mantuvo durante casi un año al país con un Gobierno en funciones ha provocado que la directiva europea 2012/27 de eficiencia energética, aprobada por el Consejo de Europa el 25 de octubre del 2012, no haya sido transpuesta aún al ordenamiento jurídico español cuando solo faltan seis días para la entrada en vigor de la norma comunitaria que instaura, entre otras exigencias, la obligatoriedad de instalar dispositivos de lectura individual de consumos de agua caliente y calefacción en aquellas comunidades de propietarios con sistemas energéticos centralizados, una demanda que a día de hoy tan solo han cumplido en la región entre el 10 y el 15% de los 30.000 hogares afectados; es decir, quedan casi 27.000 familias riojanas por acometer la adaptación.

Hasta la fecha, el Gobierno de España sólo ha transpuesto al ordenamiento jurídico nacional una parte de la directiva comunitaria, incluido el régimen de sanciones. Así, el Real Decreto-Ley 8/2014, de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia, de 4 de julio, tipifica como infracción grave, sancionada con multas que oscilan desde los 1.001 a los 10.000 euros, no cumplir con la obligación de instalar contadores de consumo, una exigencia que recae sobre los propietarios de las viviendas.

La sospecha es que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo ya tendría ultimado un real decreto que sería aprobado en el último Consejo de Ministros del año, el día 30, con lo que el Gobierno de España evitaría la apertura de un expediente por parte de la Unión Europea, cuya directiva habría entrado en vigor en la fecha señalada, el 1 de enero del 2017.

«Si el Gobierno de España aprueba el real decreto para la transposición de la directiva comunitaria, se confirmará la fecha que fija ésta, que es el 31 de diciembre del 2016, con lo que a partir del 1 de enero será obligatorio para todas aquellos hogares de comunidades de propietarios con sistemas energéticos centralizados disponer de los dispositivos de lectura individual de consumo de agua caliente y calefacción», advierte el director general de Innovación, Industria y Comercio, Julio Herreros.

Sin embargo, en la práctica hay poco que hacer porque la mayoría de las adaptaciones ya no podrían acometerse en esta época en la que las calefacciones están a pleno rendimiento. En el caso de los sistemas centralizados de calefacción en anillo, sólo hay que instalar un contador y un termostato en cada vivienda; pero en los de columna, mayoritarios en la región, hay que colocar un repartidor de costes y una válvula termostática en cada radiador de la casa, además de un sistema centralizado de lectura. Los expertos y la administración riojana son conscientes de que al menos hasta la próxima primavera no se van a poder acometer unos trabajos que son relativamente sencillos, pero no baratos, ya que el desembolso medio ronda los 800 euros por hogar. Sin embargo, los expertos también apuntan a que la adaptación conlleva un cambio de hábitos que se traduce en un ahorro inmediato de entre el 20 y el 30%, unos 224 euros anuales.

«Nuestro compromiso es que en el primer semestre del año no va a haber sanciones porque entendemos que ahora, en pleno invierno, es imposible parar las instalaciones para acometer las reformas», anuncia Herreros, quien recuerda que «lo que busca la directiva europea es la defensa medioambiental porque ahora mismo se está produciendo una dilapidación de recursos energéticos».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate