La Rioja

La luz pasa factura a 'la maría'

Dos agentes de la Guardia Civil observan algunas de las plantas de 'maría' que fueron descubiertas en la vivienda. :: guardia civil
Dos agentes de la Guardia Civil observan algunas de las plantas de 'maría' que fueron descubiertas en la vivienda. :: guardia civil
  • La Guardia Civil detiene a un hombre e interviene 237 plantas, armas prohibidas y los útiles precisos para lograr hasta cuatro cosechas al año

  • Un enganche ilegal al fluido eléctrico aflora un laboratorio de cultivo intensivo de marihuana en el Valle del Jubera

Lo que ocurría dentro de esa vivienda ubicada en un pequeño pueblo del valle del Jubera finalmente salió a la luz: un laboratorio clandestino dedicado al cultivo intensivo de marihuana. Y todo arrancó por una sospecha, luego confirmada, de enganche ilegal al suministro eléctrico. La operación se saldó con un hombre detenido -ahora está en libertad con cargos-, 237 plantas de marihuana intervenidas así como armas prohibidas.

La investigación se inició a mediados de noviembre cuando agentes en servicio de Protección de la Seguridad Ciudadana del Puesto de Nalda detectaron que una vivienda del valle del río Jubera podría estar enganchada a la luz de forma fraudulenta. Estos hechos fueron puestos en conocimiento del Área de Investigación de la Guardia Civil en Logroño y también del equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga, que investigaron si el propietario de la vivienda estaba cometiendo un delito de fraude en la captación de fluido eléctrico y, al mismo tiempo, se abrió la vía de otro delito contra la salud pública, ya que se sospechó que en el interior del inmueble se estaban llevando a cabo actividades ilícitas relacionadas con el cultivo de marihuana.

Cuando la empresa suministradora de electricidad verificó el enganche ilegal de la vivienda a la red eléctrica, y que la cuantía económica defraudada ascendía a los 9.000 euros, los investigadores procedieron a la entrada y registro del inmueble.

En el interior se descubrió un laboratorio tipo 'indoor' y, según señala la Guardia Civil en una nota informativa, estaba «perfectamente acondicionado para la recolección de hasta cuatro cosechas anuales, generosas en producción y calidad». Las 237 plantas de marihuana intervenidas estaban distribuidas en tres estancias de la vivienda y se diferenciaban por fase de cultivo desde su plantación hasta el secado de los cogollos.

Durante el desmantelamiento de este laboratorio, que los agentes califican de «sofisticado», se intervinieron lámparas especiales de gran potencia; sistemas para el control de fotometría, temperatura y humedad; filtros y extractores de aire, además de una pistola detonadora, munición, cuatro puñales y diversa documentación que está siendo analizada por los investigadores.

En el transcurso de la operación, los efectivos de la Guardia Civil en La Rioja también detuvieron al propietario del inmueble, un varón de 43 años, natural y vecino de La Rioja. Se le acusa de un delito contra la salud pública por cultivo y elaboración de drogas, y otro de defraudación de fluido eléctrico.

Tras la instrucción de las correspondientes diligencias, el detenido, junto con las plantas de marihuana y demás género intervenido, fue puesto a disposición de la autoridad judicial y se encuentra en libertad con cargos.