La Rioja

Los logroñeses recuperarán 9 millones en pequeños premios

Las administraciones de Lotería de Logroño se resignaron un año más a las terminaciones y pedreas y, salvo Calahorra por la fortuna de la buena vecindad, el resto de cabeceras de comarca siguieron idéntico camino. Los pequeños 'picos' suponen un retorno de unos 9 millones en el caso de Logroño, muy por debajo de la 'inversión' efectuada en el juego. Ángel Alda, desde la administración nº 6 (Muro del Carmen) fue el más satisfecho porque al menos vendió terminaciones de tres cifras en los tres primeros premios y repartirá 3 millones en premios. La número 16 (centro comercial del Berceo) cifró en poco más de un millón el retorno en premios, lo mismo que la número 7 de Gran Vía. En Villamediana de Iregua la suerte se detuvo en la Cafetería Sierra y Mar, pero sólo con alguna pedrea.

La fortuna esquivó Arnedo, donde sólo el 97804 que vendió la Asociación Amigos de Arnedo tiene premio (5 euros por cada uno jugado, su participación de 5 euros se convierte en 25). Alfaro no tuvo química a pesar del anuncio televisivo y deberá conformarse con terminaciones (por ejemplo, las dos cifras del segundo 15536 del grupo scout Monegro, la del 3 que devuelve lo jugado en una conocida tienda local de alimentación o en el 04303 del Club Baloncesto Alfaro. En Cervera, sólo hubo reintegros y alguna pedrea, en el mejor de los casos.

Ya en La Rioja Alta, se volvió a repetir la misma escena: terminaciones y centenas en Haro y asociaciones o entidades como el camping de Castañares, el Haro Deportivo o Accir se llevarán algo más que lo echado. En Nájera, los vecinos se acercaban a la administración lotera para comprobar los números pero sólo encontraron premios de consolación. Más suerte hubo en Santo Domingo de la Calzada, porque entre pedreas, terminaciones y alguna centena (se vendió el número 66013 y el Gordo fue el 66513) se va a poder recuperar el 40% de lo jugado.