La Rioja

Martha Ortiz, directora de El Colombiano: «Futuro en Español inspira a la sociedad»

La aventura colombiana que Futuro en Español protagoniza esta semana en Medellín cuenta con un aliado imprescindible y privilegiado: el periódico antioqueño El Colombiano, socio de Vocento en esta segunda experiencia de su iniciativa en América Latina. Martha Ortiz, directora del centenario rotativo colombiano, explica en estas declaraciones su satisfacción por cooperar con la organización de las jornadas. "Para nosotros", confiesa, "es un gusto tener a Futuro en Español en Medellín, especialmente porque hemos logrado que la personalidad de esta edición sea la de un evento de ciudad, abierto al público". Y añade: "Este bello e interesante intercambio de empresarios y cultura inspira a la sociedad".

Ortiz, que ha participado en otras actividades organizadas por Futuro en Español en La Rioja (donde se alumbró este proyecto hace seis años) y Valladolid, comparte la pasión de Vocento en favor de las posibilidades que encierra el idioma compartido por cientos de millones de hispanohablantse. "Una de las cosas más hermosas que tiene el lenguaje, después de permitirnos comunicar, es que esta vivo, evoluciona con el tiempo y las necesidades funcionales y emocionales de la sociedad que lo usa", subraya. "Que lo hablemos 21 países nos hace ciudadanos de un inmenso y mágico continente lleno de posibilidades. De la misma manera", prosigue, "cada región le impregna elementos de identidad que lo hacen aún más interesante porque al final del día". "De tanta globalización, la chispa está en aquello que nos hace diferentes", advierte.

Las jornada que este martes arrancan en Medellín coinciden con una elevada efervescencia informativa en Colombia, dominada la agenda pública por los avatares del acuerdo de paz entre el Gobierno y la guerrilla. Ortiz avisa de que le parecería "imprudente" sumarse a la corriente de pensamiento que se dedica estos días a "generalizar y hablar del papel de los medios en el proceso de paz de Colombia, pues son muchos y con múltiples estilos de comportamiento, acertados algunos y deprimentes otros". Prefiere, por el contrario, ofrecer su visión sobre cómo el periódico que dirige, El Colombiano, ha decidido comportarse en la actual coyutura: "No creo que ante un hecho, por histórico que sea, un medio pueda cambiar los valores del periodismo, su ética institucional y su compromiso con la sociedad. El Colombiano, si algo ha buscado, es garantizar en sus contenidos informativos multimedia la excelencia informativa y pedagógica resaltando la verdad, el análisis y el pluralismo, para darle a la sociedad herramientas para elegir libremente y por convicción sobre el futuro del país".