La Rioja

La lucha para que no falte ninguna

2
2
  • La Delegación del Gobierno entregó ayer sus reconocimientos por la labor contra esta lacra y varias organizaciones reclamaron más recursos y medios para las víctimas

  • La Rioja conmemora hoy con multitud de actos el Día contra la Violencia de Género

logroño. En La Rioja hay 52 mujeres con protección policial ante el riesgo (medio o alto) de sufrir un nuevo episodio de agresiones por parte de sus parejas o exparejas. De ellas, 48 están controladas por la Policía Local de Logroño.

Por si estas cifras por sí solas no resultasen suficientes para llamar a la reflexión y a la acción, las últimas estadísticas alertan del vertiginoso incremento de las situaciones de control y amenaza entre los jóvenes a través del uso de los móviles y las redes sociales.

Por esto, y para concienciar y para prevenir este tipo de conductas execrables entre los adolescentes, la Delegación del Gobierno en la región celebró ayer el acto de entrega de sus Reconocimientos Contra la Violencia de Género en el centro educativo San José-Hermanos Maristas. La cita, previa a la conmemoración hoy del Día Internacional de Eliminación de esta lacra social, distinguió en su quinta edición a la Casa de Acogida del Gobierno de La Rioja (en la categoría institucional), el Centro de Recuperación de Personas con Discapacidad Física (CRMF) de Lardero y a la agente de Igualdad Eva Tobías Olarte (en la categoría de ciudadanía), y a la Policía Local de Santo Domingo (en el apartado de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado).

El delegado del Gobierno, Alberto Bretón, ensalzó la labor diaria que llevan a cabo los galardonados en su lucha contra esta violencia y en la protección de las víctimas y subrayó que «aunque la sociedad española está cada día más concienciada, el esfuerzo de todas las instituciones, entidades y asociaciones nunca será suficiente mientras exista una sola víctima». El Parlamento riojano suscribió una declaración institucional en la que se comprometió a luchar contra la desigualdad.

Mientras, CCOO, a través de dos de sus responsables, Marian Alcalde y Matilde Gómez, reclamó ayer que «combatir la violencia contra las mujeres se considere una cuestión de Estado, ya que debe implicar al conjunto de la sociedad». USO secundó su propuesta.

UGT reparó en que entre el 2003 y el 2015 en La Rioja sólo se firmaron 36 contratos bonificados a mujeres víctimas de violencia de género. La responsable del Departamento de la Mujer de UGT, Lara Manero, tildó de «absolutamente escasa» esa cifra, lo que confirma que «tras la denuncia por violencia de género, las víctimas también tienen que superar una segunda barrera: la de encontrar un trabajo que permita su subsistencia e independencia económica».

Por su parte, la Plataforma 8 de Marzo subrayó que para la eliminación de esta lacra, «es necesaria una educación en igualdad». Así, exigió al nuevo Gobierno de España que «rompa con las políticas de recorte en materia de prevención y protección de las víctimas que ha realizado en la anterior legislatura».