La Rioja

Una plaga... de moscas

Una plantación de coliflor en La Rioja Baja. :: l.r.
Una plantación de coliflor en La Rioja Baja. :: l.r.
  • Agricultura emite una serie de consejos para tratar de paliar los daños en el cultivo

  • Una invasión de mosca blanca ataca la coliflor y el brócoli

La mosca blanca está atacando los cultivos de coliflor y brócoli en La Rioja hasta el punto de que se ha convertido en una plaga. La Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente organizó la pasada semana en Calahorra una jornada divulgativa en la que se expusieron y debatieron algunas estrategias para actuar contra esta plaga que ya se han abordado en otras comunidades productoras como Navarra o Murcia.

La mosca blanca es una de las plagas que más problemas están causando en los cultivos de coliflor y brócoli en La Rioja, especialmente en los últimos años, debido a las condiciones climatológicas existentes con un aumento de las temperaturas y la ausencia de precipitaciones, siendo el frío el principal regulador de este insecto. La hembra deposita los huevos en el envés de las hojas jóvenes, tras la eclosión las larvas recién nacidas inician su alimentación succionando la savia y provocando los primeros daños directos. Posteriormente sobre la melaza que producen dichas larvas se instalará la negrilla, que junto a los adultos que invaden las inflorescencias ocasionan la depreciación comercial del cultivo (daños indirectos).

Teniendo en cuenta, además, que actualmente los tratamientos fitosanitarios no permiten por sí solos el control de la plaga, desde la Sección de Protección de Cultivos de la Consejería se han realizado una serie de recomendaciones para intentar minimizar los daños. Así, es fundamental destruir totalmente los restos de cultivo una vez finalizada la recolección, incluso realizarla a medida que avanza la misma cuando se trate de fincas de gran tamaño. Para ello, estos restos podrán incorporarse con una labor de rotavator, o bien permitiendo la entrada de ganado, en el plazo máximo de 5 días tras la recolección.

Otra recomendación es revisar el material vegetal de plantación para asegurarse que éste se encuentre libre de cualquier estado de la mosca blanca (huevos,.) y evitar plantar en parcelas próximas a otras donde permanezcan restos de cultivo de brásicas.