La Rioja

La Guardia Civil detiene a una persona por un delito de usurpación de estado civil

La Guardia Civil detiene a una persona por un delito de usurpación de estado civil
/ GUARDIA CIVIL
  • El detenido se identificó ante los agentes con una tarjeta de identidad y un permiso de conducir portugués

Un hombre de 39 añios ha sido detenido por agentes de la Guardia Civil por presentar un permiso de conducir y una tarjeta de identidad portuguesa falsificadas. El detenido, presuntamente tenía dos nacionalidades, la española y la portuguesa y en su ficha policial constaban distintos delitos en ambos países.

Agentes de la Guardia Civil en La Rioja procedieron a la detención de un hombre, natural y vecino de Camas (Sevilla), como presunto autor de un delito de usurpación de estado civil. Los hechos que dieron lugar a esta detención se iniciaron a finales de octubre, cuando agentes en servicio de protección de la seguridad ciudadana del puesto de Calahorra, procedieron a identificar a los cuatro ocupantes de un turismo para determinar que los documentos fueron obtenidos de manera ilícita para delinquir en ambos países con impunidad

Verificación de la identidad

Una de estas personas entrega para su identificación un permiso de conducir y una tarjeta de identidad portuguesa con diferentes anomalías. Ante la sospecha de que los documentos fueran falsos los agentes le informan de que van a trasladarlo a dependencias de la Policía Judicial, para constatar su plena identidad y verificar la autenticidad de la documentación.

Una vez son introducidas las huellas de este individuo en el Sistema Automático de Identificación Decadactilar (SAID), se constata que posee dos identidades diferentes una española y otra portuguesa, siendo verdadera la primera de ellas, figurándole también en ambas reseñas antecedentes policiales por diferentes hechos delictivos cometidos en España.

Las actuaciones llevadas a cabo por la Guardia Civil y la Policía Judiciaria de Portugal, a través del Centro de Coordinación Policial y Aduanera (CCPA), determinan que el detenido se creó una identidad ficticia para delinquir en ambos países con impunidad, tras haber conseguido la tarjeta de identidad y el permiso de conducir portugués por métodos ilícitos, que se están siendo investigados por ambos cuerpos policiales.