La Rioja

Detenidas trece personas en un golpe contra el cultivo y venta de marihuana

Plantas con el sistema de iluminación especial. :: p.n.
Plantas con el sistema de iluminación especial. :: p.n.
  • La Policía desmantela tres grandes plantaciones en Albelda, Lapoblación (Navarra) y Labraza (Álava) e interviene 847 plantas y 3,1 kilos de cogollos secos

La Policía Nacional ha desarticulado un importante grupo criminal perfectamente organizado y especializado en el cultivo de plantas de cannabis para su venta en La Rioja. La operación se ha saldado con trece detenidos -seis de ellos formaban un clan familiar- y ha dejado al descubierto tres grandes plantaciones de marihuana en Albelda de Iregua, Lapoblación (Navarra) y Labraza (Álava); cada una de ellas contaba con todos los sistemas necesarios para el proceso de cultivo continuo, secado y envasado de marihuana. Los agentes han intervenido 847 plantas de marihuana (en distintas fases con un peso entre hojas y cogollos de 18.230 gramos) y 3.120 gramos de cogollos de marihuana secos listos para su distribución. Su valor total en el mercado supera los 104.400 euros.

Buscaban zonas rurales, discretas y tranquilas, con pocos vecinos, lo que les permitía tener intimidad a la hora de desarrollar su actividad. Y así se ubicaron en Albelda de Iregua, en Lapoblación y en Labraza. Alquilaron viviendas de gran tamaño, que disponían de varios pisos, con bodegas, cobertizos y zonas separadas para albergar las plantas en sus diferentes estadíos de crecimiento. Ellos se dedicaban al cultivo 'indoor', es decir, de interior, lo que tiene la ventaja de permitir varias cosechas anuales de cultivo continuado y masivo gracias a las condiciones artificiales generadas.

Al frente de todo este montaje estaba una importante organización criminal perfectamente estructurada y jerarquizada, formada por un clan familiar marroquí (cinco hermanos y un primo) junto a otros siete individuos (cinco españoles, un colombiano y un marroquí).

Entre sus integrantes se repartían las tareas: unas personas se encargaban de la instalación de las plantaciones y la producción de esquejes a partir de las 'plantas madres' y otras del mantenimiento diario de la plantación, recolección, secado y envasado final de la sustancia. Ellos mismos eran, además, los responsables de la puesta en el mercado de la sustancia.

Agentes del Grupo UDYCO-Estupefacientes de la Jefatura Superior de La Rioja desarticularon el grupo tras meses de investigaciones y detuvieron a 13 personas (11 varones y 2 mujeres con edades entre los 19 y 52 años). Tres de los detenidos tenían antecedentes por delitos relacionados con el tráfico de drogas, seis tenían antecedentes policiales por otros delitos y cuatro no tenían ningún antecedente policial. Tras ser oídos en declaración, ocho fueron puestos en libertad con cargos y los otros cinco, a disposición del juzgado, donde se decretó su ingreso en prisión.