La Rioja

Los centros infantiles denuncian la situación «irregular» de las academias que acogen a bebés

Noelia Marcos, Estíbaliz Ilarraza, Sandra Íñiguez, Cristina Alonso y Conchi Pérez, de la Asociación de Centros de Educación Infantil. :: j. marín
Noelia Marcos, Estíbaliz Ilarraza, Sandra Íñiguez, Cristina Alonso y Conchi Pérez, de la Asociación de Centros de Educación Infantil. :: j. marín
  • La asociación de la FER asegura que estos negocios aprovechan el vacío legal y ni cumplen las normas de seguridad ni están controladas por Educación

Logroño. No son centros educativos infantiles al uso y funcionan como academias. Acogen a menores de 0 a 3 años y ofrecen programas educativos novedosos a los ojos de los padres como el inglés o la lógica prematemática a temprana edad. A la Asociación de Centros de Educación Infantil, integrada en la FER, le preocupan cinco de estos negocios en Logroño que, aunque admite que son legales, desarrollan actividades, a su juicio, «alegales» e «irregulares», amparándose en un «vacío legal».

El colectivo denunció ayer que estas academias ni cumplen las normas de seguridad en sus instalaciones ni las exigencias de titulación del personal y, además, nadie las controla ni las supervisa. La asociación aseguró que lleva un par de años con esta inquietud que ya ha trasladado a la Consejería de Educación y al Ayuntamiento de Logroño sin obtener respuestas satisfactorias.

La presidenta de esta organización empresarial, Sandra Íñiguez, acompañada por su junta directiva, señaló ayer que estas academias «no están sometidas como los centros de educación infantil ni a los controles de la Inspección Educativa ni al control higiénico y sanitario al que todo centro de educación infantil está sometido», ni tampoco sus instalaciones están adaptadas.

Íñiguez refirió aspectos de seguridad como enchufes adaptados, pinturas especiales, esquinas protegidas, altura de las ventanas, barreras arquitectónicas... «es que tenemos más de 160 normativas que cumplir en seguridad e higiene» que esas academias no cumplen. Y lo mismo sucede con el aspecto del personal: «Se deja a los bebés en academias con profesores que pueden ser nativos pero no es suficiente. No tienen una formación» y es que, precisó, la legislación exige una titulación de técnico superior en educación infantil o maestro con especialización educación infantil.

La asociación de la FER comentó que «las academias pueden realizar actividades con niños en edad escolar pero no con niños de 0 a 3 años. Porque esta etapa educativa prescolar únicamente se puede desarrollar en los centros homologados y autorizados».

Sandra Íñiguez insistió en que «éste es un tema más grave de lo que podemos suponer. No solo ya porque muchas familias puedan estar confiadas en que llevan a sus hijos a centros de educación infantil, con profesorado titulado y con centros controlados e inspeccionados. El día que pase algo nos vamos a llevar las manos a la cabeza. (...) Y este asunto, al margen del daño que puede ocasionar y ocasiona al sector y a los centros por la competencia absolutamente desleal es un asunto que deben conocer las familias».

Reunión con Educación

El colectivo explicó que estas cuestiones han sido puestas en conocimiento de Educación. Desde la Consejería se recuerda que hubo hace tres meses una reunión y en ella se comunicó que «Educación no tiene competencia en este ámbito dado que no se trata de una educación reglada».

El Ayuntamiento también ha recibido las quejas pero, en este caso, la respuesta fue que la labor municipal se limita a conceder la licencia de apertura como academia y como tal funciona.

«Queremos saber quién regula este asunto y si parece ser que a nadie le importa que menores de 3 años estén en centros que no están regulados. Estamos hablando de bebés que sometemos a un riesgo innecesario por pasar sus horas en instalaciones inadecuadas», concluyó.