La Rioja

Pablo Echenique confía en configurar un nuevo Podemos «más pegado a la calle»

Pablo Echenique llenó la sala de usos múltiples del Ayuntamiento de Logroño . :: díaz uriel
Pablo Echenique llenó la sala de usos múltiples del Ayuntamiento de Logroño . :: díaz uriel
  • El líder de la formación en Aragón y secretario de Organización nacional recaba las iniciativas de los círculos riojanos ante la próxima asamblea estatal

Podemos ha estado condicionado desde su gestación por el calendario electoral, de forma que la sucesión de comicios y el afán de llevar la voz de la gente a ayuntamientos, parlamentos y las Cortes le ha hecho volcar su peso hacia lo institucional. La nueva asamblea ciudadana nacional prevista para comienzos del 2017 en el mismo escenario que alumbró el actual perfil de la formación (Vista Alegre II) está llamada a configurar un «nuevo Podemos» que, según prevé Pablo Echenique, estará «más pegado a la calle y el movimiento social».

Así lo avanzó ayer en Logroño el secretario de Organización del partido liderado por Pablo Iglesias, que recaló en La Rioja en la jornada inaugural de la ruta #AtarseLosCordones en la que recopilará las sugerencias que vayan aportando los diferentes círculos en cada comunidad autónoma. «No supone una dicotomía, sino que venimos de una época en la que lamentablemente, sin tener financiación de los bancos ni amigos poderosos, nos ha tocado dedicarnos a lo que marcaba la agenda: presentarnos a las elecciones y aprender a trabajar en las instituciones», abundó para asegurar que «confirmada la hipótesis inicial de que gente corriente podíamos ser tan buenos o mejores como los políticos profesionales» se abre ahora una nueva fase. «Con 71 diputados del cambio en el Congreso y una triple alianza para investir a Mariano Rajoy, toca ahora construir la organización», apostilló.

El cónclave nacional estará en cualquier caso determinado, según Echenique, por el parecer de las bases de Podemos. Y de ahí la trascendencia de la campaña que ahora se inicia. «Es fundamental contar con las propuestas de quienes trabajan en el día a día de los círculos y contar con la enorme diversidad que existe en toda España», indicó para, en este punto, negar que esa pluralidad pueda interpretarse como discrepancia. «No existe división interna en Podemos, sino múltiples opiniones».Y añadió: «Debatir en abierto es un tesoro más que una debilidad; especialmente ante la ausencia de debate en el PP que hará un congreso sin primarias o un PSOE que sólo discute sobre quién manda». El secretario de Organización de Podemos se mostró «orgulloso» de que su partido «hable de lo importante, que es cómo una fuerza plebeya hace su trabajo en las instituciones y va ganándose la confianza de la gente».

Descentralización

Como también secretario general en Aragón, Pablo Echenique hizo hincapié en los intereses comunes de su comunidad y La Rioja. «Compartimos el Ebro, la N-232, la AP-68, los cierres de pymes, la desindustrialización...», ironizó para reflexionar también sobre el «discurso en clave de país» de su territorio que propugna. «Existe un consenso en que debemos avanzar hacia un Podemos más descentralizado», prologó para argumentar que en Vista Alegre I se optó por un modelo más homogéneo dado que el partido tenía su fuerza en Madrid y era sólo incipiente fuera de la capital.

Superada aquella fase y con las siglas extendidas por todo el país, Echenique apostó por un esquema menos nuclear. «Cómo se articule es potestad de cada comunidad autónoma decidirlo y proponerlo en la próxima asamblea ciudadana estatal», dijo.