La Rioja

La UNIR se ofrece a «estrechar la brecha» entre la formación y la demanda laboral

Manuel Peiró y Cristina Rodríguez, ayer ante los medios de comunicación. :: DÍAZ URIEL
Manuel Peiró y Cristina Rodríguez, ayer ante los medios de comunicación. :: DÍAZ URIEL
  • El Plan de Empleabillidad de la institución articula proyectos para identificar necesidades empresariales y favorecer la contratación de alumnos y egresados

Erigirse como «aliado estratégico» entre los estudiantes que forma y las firmas que demandan determinados perfiles. A ese objetivo aspira el Plan de Empleabilidad 2016-2020 diseñado por la Universidad Internacional de La Rioja y puesto de largo formalmente ayer que, como explicó el director del Departamento y Relaciones Corporativas de la UNIR, Manuel Peiró, pretende «estrechar la brecha» que separan tradicionalmente las aulas del mercado laboral.

«La oferta de títulos en España es una de las más elevadas pero, sin embargo, no siempre se alinean con lo que las empresas buscan, lo cual suele generar frustración», prologó Peiró para detallar los tres ejes sobre los que gira un plan de actuación pionero: identificar y reducir las necesidades requeridas y los perfiles profesionales de los estudiantes, desarrollar proyectos que faciliten su inserción en el mercado y abrir vías de comunicación eficientes con los empleadores.

Para llevar a la práctica esas intenciones, la UNIR ha previsto una batería de herramientas que van desde la mejora de la empleabilidad de estudiantes y egresados a una amplia oferta de grados, másters y estudios avanzados ajustados a lo que reclaman actualmente las firmas de los diferentes sectores. Fórmulas que se conjugan con el apoyo a la sociedad para optimizar las perspectivas del empleo, captar, desarrollar y retener el talento generado por la UNIR e impulsar en paralelo vínculos de interés mutuo con compañías punteras.

De los puntales sobre los que se asienta el Plan diseñado a cuatro años vista, destaca el Centro de Orientación e Información para el Empleo (COIE). Su coordinadora, Cristina Rodríguez, fue la encargada de desgranar las piezas angulares de un proyecto que acoge en torno a 7.000 alumnos de 90 países (sobre todo España, Colombia, México y Ecuador), entre los que no sólo hay desempleados sino un notable porcentaje de alumnos de la UNIR que persigue seguir escalando en sus aspiraciones laborales. Más de 5.000 convenios de prácticas avalan una plataforma que en La Rioja focaliza su interés en sectores como Educación, Empresa y Ciencias Sociales y Trabajo. El Portal de Empleo y Prácticas, la Feria Virtual de Empleo, los diferentes viveros de trabajo, programas de captación de talento, la Red de Partners Empleo, el asesoramiento on line para encontrar un puesto, las becas para emprendedores en empresas de acogida o actuaciones de carácter social como la que alía a la UNIR con Cáritas tejen la tupida red que abriga un fin unívoco: que la formación se traduzca en oportunidades laborales.

La Universidad Internacional de La Rioja cuenta actualmente con 27.000 alumnos (9.000 de fuera de España) y 1.584 empleados (de ellos, 794 docentes e investigadores). Desde la puesta en marcha oficial de la institución en el 2009, se han graduado en ella 38.900 personas.

alumnos cursan estudios actualmente en la UNIR, de los cuales 9.000 son internacionales.