La Rioja

El Gobierno duplica la partida de ayudas al alquiler para familias con dificultades

Martínez Arregui y Cuevas, ayer ante la prensa. :: Díaz uriel
Martínez Arregui y Cuevas, ayer ante la prensa. :: Díaz uriel
  • El presupuesto se eleva a 3 millones para atender el auge de peticiones (2.825) que la Consejería achaca a un mayor conocimiento de esta línea de apoyo social

El Gobierno de La Rioja acordó ayer ampliar los fondos destinados este año a la convocatoria de las ayudas al alquiler de vivienda con la finalidad, destacó la portavoz, Begoña Martínez, «de apoyar a las familias con más dificultades económicas para acceder a un hogar digno y adecuado». El presupuesto se ha duplicado, pasando de 1,5 a 3 millones de euros, para poder atender así todas las solicitudes que cumplan con los requisitos establecidos. Si el ejercicio anterior se beneficiaron 1.135 riojanos, la previsión es que de las nuevas 2.825 peticiones presentadas se concreten en breve alrededor de 2.500.

El consejero del ramo, Carlos Cuevas, descartó que el exponencial incremento de la demanda que ha llevado a doblar el presupuesto obedezca a un empeoramiento de la coyuntura financiera de las familias que recurren a estos fondos para cubrir sus necesidades habitacionales. «La razón es que se ha comunicado bien y cada vez se conocen más este tipo de ayudas», argumentó para destacar la mejora en muchos de los parámetros estructurales de la comunidad.

Como recordó, esta clase de subvenciones constituyen una línea prioritaria del Plan de Vivienda de La Rioja 2013-2016 y persiguen reducir el esfuerzo económico para afrontar el pago del alquiler. En concreto, se cubrirá hasta el 40% de la renta anual de la vivienda habitual, con un máximo de 2.160 euros al año. La ayuda se concederá por un plazo de 12 meses, a partir del 2017.

En cuanto a los requisitos, se establece que los adjudicatarios han de tener nacionalidad española o residencia legal en España. Además, los ingresos de la unidad familiar deberán ser inferiores a 18.637 euros o 22.365 euros en caso de contar con cargas familiares y, por otra parte, el alquiler tendrá que ser igual o inferior a 450 euros mensuales. Asimismo, el dinero dedicado al pago del alquiler debe ser superior al 25% de los ingresos y los beneficiarios están obligados a demostrar que se encuentran al corriente de las obligaciones tributarias y con la Seguridad Social.

El acuerdo avalado ayer por el Consejo de Gobierno constata la evolución al alza que han operado tanto las ayudas al alquiler para este colectivo como el número de solicitantes. En el 2014, el presupuesto fue de 1,1 millones y llegó a 1,7 un año después para beneficiar a 771 y 1.135 riojanos, respectivamente.