La Rioja

Creando hogar a la riojana

El Salón despertó el interés de los ciudadanos desde las primeras horas de su apertura.
El Salón despertó el interés de los ciudadanos desde las primeras horas de su apertura. / MIGUEL HERREROS
  • Riojafórum acoge hasta el domingo el I Salón Inmobiliario de La Rioja

  • El evento concentra 15 stands de constructoras, inmobiliarias, financieras y empresas de decoración y equipamiento

Si le ronda por la cabeza adquirir una vivienda nueva o mejorar la que ya posee, este fin de semana tiene una cita inexcusable con el I Salón Inmobiliario de La Rioja.

El Palacio de Congresos y Exposiciones Riojafórum abrió ayer sus puertas a la mayor muestra de obra nueva, vivienda de segunda mano, propuestas de financiación, equipamiento del hogar, decoración y alquiler de vehículos para mudanzas de nuestra región. El evento, que hoy se desarrollará en horario de mañana y tarde y que se prolongará hasta mañana a las 14.30 horas, está organizado por Diario LA RIOJA y pisos.com, y cuenta con la colaboración del IRVI y la CPAR.

El Salón concentra 15 stands en los que importantes empresas de los sectores ligados a la construcción detallarán a los visitantes sus ofertas, promociones y stocks. Estos espacios los ocupan las constructoras Grupo LMB y Sankardi 2016 S. L.; las inmobiliarias Casaktua, Espartero, Urbanova, Solozábal y AIR (Asociación de Inmobiliarias de La Rioja); las empresas Segurext, Decorex, Sueños-Descanso, Schmidt y Ebrorent; y Financiera Ibercaja. Estos stands los recorrieron ayer un buen número de autoridades y personalidades como el director general de Vivienda, Carlos Alonso; el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Logroño, Francisco Iglesias; el presidente de la CPAR, Miguel Ángel Garrido; el director regional de Ibercaja, José Luis Ollero; el portavoz parlamentario de Ciudadanos, Diego Ubis; y el director general de Nueva Rioja, Javier Doval.

Durante esta visita pudieron pulsar de primera mano los signos de revitalización que evidencia el sector tras la crisis económica. «Empieza a haber negocio porque los bancos ya no cuentan con vivienda nueva buena y esta categoría vuelve a despertar interés», indicó el administrador de la constructora Sankardi 2016 S. L., Santiago Rodríguez. En cambio, el director comercial del Grupo LMB, Juan Carlos Martínez, prefirió mostrarse más cauto. «La situación todavía resulta incierta en La Rioja. Otras comunidades registran más actividad, pero aquí no ha llegado porque somos más pequeños o por un aspecto social de consumo», estimó.

No obstante, el Salón Inmobiliario de La Rioja, dio desde ayer muestras de que algo está cambiando. La numerosa asistencia de público en todos los stands fue además corroborada por el cierre de diversas operaciones inmobiliarias.

Apogeo del alquiler

Con más o menos ímpetu, nadie cuestiona que algo se mueve. «Es el momento de comprar, ya que los precios se han estabilizado», animó Juan Asensio. Desde su posición de secretario de AIR, colectivo de nuevo cuño que agrupa a seis inmobiliarias, constata que lo que ha despegado es el alquiler. «Hay una demanda tremenda porque, por ejemplo los jóvenes, no tienen dinero para comprar», afirmó. Así la gerente de Solozábal, Marina Solozábal, expuso que las personas con recursos «invierten en la compra de una vivienda para ponerla en renta». Situó que, de media, un logroñés está dispuesto a desembolsar hasta 150.000 euros por un piso en las áreas que circundan a la Gran Vía.

Pilar Rodríguez, gerente de Urbanova, precisó que el potencial comprador se fija en «la relación calidad-precio y en que la vivienda esté en los barrios emergentes (La Guindalera, La Cava y Cascajos)». Normalmente, concretó Estela Azpurgua, gerente de Espartero, entra a una inmobiliaria «gente con dinero en el banco que quiere invertir. Con hipotecas hay pocas operaciones». Y, según la experiencia de Casaktua, la comercializadora de inmuebles de Ibercaja, ahora nos encontramos en la época álgida para hacerse con una vivienda. «Desde septiembre y hasta finales de año se producen el mayor número de ventas», aseguró su delegado comercial en la región, Luis Miguel Felipe.