La Rioja

Designado el administrador que podrá vender Unipapel si surge un comprador

Concentración ante la sede de la planta en Logroño. :: fernando díaz
Concentración ante la sede de la planta en Logroño. :: fernando díaz
  • El Juzgado de lo Mercantil número 3 de Madrid encomienda la gestión de la empresa a un equipo externo, casi cinco meses después de solicitarse el concurso de acreedores

El Juzgado de lo Mercantil número 3 de Madrid ha designado un administrador concursal para Unipapel que se encargará de valorar la viabilidad de las tres factorías (La Rioja, Madrid y Guipúzcoa) y de gestionar su venta en caso de aparecer un comprador. Según informaron ayer fuentes sindicales a este periódico, el nombramiento se publicará en breve en el BOE y, a partir de ese momento, el equipo externo elegido por el Juzgado tendrá un plazo mínimo de dos meses para evaluar la situación de Unipapel, ordenar sus deudas y determinar su futuro, por ejemplo su posible venta, si surgen compradores.

El fondo de inversión Springwater Capital, que en marzo del 2014 compró a Adveo la maquinaria, el capital humano, las marcas y el fondo de negocio de Unipapel, tiene una deuda -según las estimaciones de los sindicatos- de unos 22 millones de euros con proveedores (6 millones) y con Adveo (16 millones), que sigue siendo propietaria de los terrenos, pabellones y maquinaria. El Juzgado ha designado el administrador casi cinco meses después de que la empresa solicitase la declaración del concurso (27 de mayo).

Unipapel cuenta con 316 trabajadores, de los que 59 pertenecen a la planta del polígono de Cantabria de Logroño. Desde el pasado 11 de julio, todos los empleados se ven afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) de doce meses que la empresa justifica en que no hay liquidez y no puede afrontar los pagos. En el momento de entrar en el ERTE, a la plantilla se le adeudaban las nóminas de abril, mayo y junio, y dos pagas extraordinarias, además de los diez primeros días del mes de julio. Los trabajadores empezaron a cobrar el desempleo en agosto, pero la última nómina (la correspondiente a noviembre) no se les ha abonado ya que Unipapel no presentó ante Empleo en plazo (finales de octubre) la documentación que acredita que todos siguen en paro. Según la Ley, los empleados, las administraciones públicas y los deudores con garantías reales (la mayoría de los bancos) son los primeros en cobrar en un procedimiento concursal. Entre los últimos están los proveedores.

Unipapel tiene pendientes dos flancos jurídicos más: la demanda interpuesta por 60 empleados (dos de ellos de La Rioja) en el Juzgado de Instrucción número 4 de Colmenar Viejo (Madrid) por falsedad documental, un presunto delito contra los derechos de los trabajadores, estafa e insolvencia punible, y que la Audiencia Nacional resuelva si declara nulo el ERTE (el juicio se celebró el pasado 28 de octubre).