La Rioja

UGT velará por el cumplimiento de la ley en la estación de autobuses tras adjudicarla en «baja temeraria»

Terrenos donde irá instalada la nueva estación de autobuses.
Terrenos donde irá instalada la nueva estación de autobuses. / Juan Marín
  • El sindicato «teme que los trabajadores que ejecuten estas obras serán quienes sufran las consecuencias»

"La estación de autobuses de Logroño se ha adjudicado en 'baja temeraria' con las tremendas consecuencias que esto conlleva para los trabajadores que las ejecuten", comunica UGT-FICA La Rioja.

Según el sindicato, el pasado 2 de noviembre avanzaron que la adjudicación se ha realizado por 16,3 millones de euros, un dato que "representa una baja del 31,5 por ciento con respecto al presupuesto inicial, que rondaba los 24 millones de euros".

Desde esta entidad se recuerda que "una reducción de casi un cuarto de presupuesto en dicha obra no puede sino responder más que a dos causas: o el equipo técnico que calcula el presupuesto no hace su trabajo de manera adecuada, o la empresa que debe ejecutarla (una UTE compuesta por ACS e Ismael Andrés) deberá ahorrar de manera desproporcionada el coste real de la obra".

Sospecha de incumplimientos

Igualmente se recuerda desde UGT-FICA que, dada su experiencia en obras anteriores de esta magnitud, "teme que sea esta última opción y que los trabajadores que ejecuten estas obras -por cierto, con intervención mínima riojana ya que la presencia de las empresas riojanas en estas ejecuciones son anecdóticas- serán quienes sufran las consecuencias, probablemente con excesos de jornadas, reducción de medidas de prevención de riesgos laborales o retrasos en el pago de las nóminas. Problemas de este tipo ya fueron denunciados y constatados por UGT en ocasiones anteriores, como en la construcción del Palacio de Justicia de La Rioja", recoge la agencia EFE.

Ahondan desde el sindicato en que "estas bajas temerarias también suponen el incumplimiento de los compromisos alcanzados por el Ayuntamiento de Logroño y el Gobierno de La Rioja en cuanto a las rebajas máximas aceptables. En este sentido, si bien la mesa de diálogo social sobre contratación pública aún no ha alcanzado un acuerdo expreso, todas las negociaciones están dirigidas a evitar que este tipo de bajas temerarias se produzcan".

Desde dicha organización se insiste en que "una vez consumado el despropósito", se vigilará "el riguroso cumplimiento de la ley en esta obra, cuyos responsables últimos son las administraciones que la adjudican" para concluir en su comunicado que "instamos a todas las administraciones a crear de inmediato una comisión de seguimiento con presencia de UGT para velar por el estricto cumplimiento de la ley en toda su extensión, permitiendo la visita sindical a la obra siempre que sea preciso para comprobar in situ que se cumple rigurosamente la normativa laboral", concluyen desde este sindicato.