La Rioja

Una receta de aire fresco

María Martín y responsables sanitarios, en el Joaquín Elizalde. :: J. H.
María Martín y responsables sanitarios, en el Joaquín Elizalde. :: J. H.
  • Salud extenderá la iniciativa a los casi 4.000 enfermos diagnosticados en la región para fomentar su autocuidado a través de cursos, vídeos y talleres

  • El centro Joaquín Elizalde estrena el Aula de Pacientes con EPOC de La Rioja

Tos, expectoración, disnea o ahogo, obstrucción bronquial, insuficiencia respiratoria... Más de 16.000 riojanos padecen EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), una dolencia vinculada casi en exclusiva al tabaquismo y de la que hoy se celebra el Día Mundial.

Infradiagnosticada e históricamente infratratada, el alto grado de discapacidad, morbilidad y mortalidad de esta enfermedad, incurable de momento, la ha situado en el centro de la diana de la Estrategia de Crónicos de La Rioja impulsada por Salud, que ayer dio un paso más con la puesta en marcha en el centro Joaquín Elizalde del Aula de Pacientes con EPOC, una iniciativa ideada para reforzar la asistencia de estos enfermos y, en definitiva, mejorar su calidad de vida.

«Estos días mundiales sirven para sensibilizar frente a las enfermedades y en el caso de la EPOC hemos venido al centro de salud Joaquín Elizalde para poner en valor la integración de todos los niveles asistenciales y no asistenciales, porque se está hablando de salud pública, de prevención y promoción de la salud. Queremos resaltar el importante papel que juega la Atención Primaria y su refuerzo para los enfermos crónicos, tanto en el diagnóstico precoz como en el seguimiento y cuidados posteriores, y el papel protagonista del propio paciente en su cuidado», destacó la consejera de Salud, María Martín, tras reunirse con los 20 pacientes, de los 338 que hay diagnosticados en el Joaquín Elizalde, que estrenaron ayer el programa que se asienta en cursos y vídeos formativos, además de talleres prácticos sobre el uso de los inhaladores utilizados en todo tratamiento para la dispensación de los fármacos broncodilatadores y antiinflamatorios.

Asistencia y humanidad

En el encuentro participaron también el director del Área de Salud de La Rioja, Juan Ramón Rábade; y el jefe de Neumología del Hospital San Pedro, Carlos Ruiz, quien destacó que «lo que tenemos muy claro con los pacientes crónicos es que tienen que ser el eje del sistema sanitario y les tenemos que ofrecer resultados. Se trata de darles formación en autocuidados de su enfermedad y, muy importante también, humanizar la atención sanitaria».

«La misión de este aula es favorecer los autocuidados y que los pacientes se puedan hacer responsables de su enfermedad gracias a consejos, indicaciones y el adiestramiento en la utilización de los inhaladores, que son la herramienta principal de su tratamiento», resumió Fernando Gallo, coordinador del centro de salud Joaquín Elizalde. «Lo que pretendemos es que los pacientes conozcan cómo cuidarse, cómo prevenir las complicaciones y cómo adaptarse a su enfermedad para que ésta mejore», añadió, por su parte, Maria Jesús Cambra, enfermera y responsable del trabajo con los enfermos de EPOC en el centro de salud logroñés.

Con una prevalencia de 3.878 pacientes diagnosticados en La Rioja (se sospecha que solo el 25% del total de afectados), 391 nuevos casos solo en el último año y 900 ingresos anuales, la EPOC afecta al 10,2% de la población adulta. Su alta prevalencia llevó en el 2011 a la puesta en marcha en La Rioja de un programa multidisciplinar, pionero en España, para la mejora del diagnóstico precoz de la EPOC, mediante la teleespirometría (espirometría digital).

Isabel Ochoa Gil, diagnosticada desde hace años de EPOC, fue ayer una de las 'alumnas' en el estreno del Aula de Pacientes, ansiosa de que la formación y los consejos sanitarios supongan una inyección de aire fresco que ayude a mejorar su vida. «A la calle no quiero llevar la maquinita, pero en casa estoy todo el día con el oxígeno por esta enfermedad que achaco a tanto que fumé. Por eso ahora estoy peleando con mis hijas, para que dejen el tabaco porque no quiero que cojan todo esto que tengo yo», confesó.