La Rioja

El plantón de los dos testigos protegidos aplaza el juicio hasta el 30 de noviembre

Una de las declaraciones más esperadas por parte de los abogados de la defensa era la de los dos testigos protegidos. Llegó, a priori, su turno, después de que los cinco acusados respondieran, con y sin intérprete, a todas las preguntas tanto del Ministerio Fiscal como de los dos abogados defensores, Sol Valle y Jon Zabala.

Pero el guión previsto sufrió un cambio. La presidenta del tribunal llamaba a declarar a uno de los agentes de la Guardia Civil (del equipo de Policía Judicial) mientras adelantaba a los sorprendidos letrados que una vez concluyera el agente procedería a trasladarles lo sucedido. Así, explicó que, básicamente, ninguno de los dos testigos protegidos, pese a estar citados en tiempo y forma, había acudido hasta la sede del Palacio de Justicia de Pamplona. Así, cuestionó al Ministerio Fiscal si había inconveniente en que el resto de testigos citados para declarar ayer fuera pasando por la sala. Y lo hubo. La representante de la Fiscalía dijo que antes de que entraran en acción los testigos del resto de partes quería que declararan los suyos.

Los letrados defensores, por su parte, no presentaron objeción alguna... más allá de la necesidad de que declaren, toda vez que al menos uno de ellos, según dijo Zabala, «ha incurrido en sus declaraciones previas [en sede policial y judicial] en graves contradicciones» que incluso, auguró, podrían ser objeto de algún tipo de responsabilidad de carácter penal.

El tribunal decidió aceptar la formulación del Ministerio Fiscal y suspendió la vista hasta el próximo 30 de noviembre, cuando se espera que los dos testigos protegidos sí que acudan.

En la sesión de ayer los abogados defensores preguntaron a los acusados su relación con uno de los testigos protegidos (cuya identidad les fue desvelada en la víspera de la vista). Todos coincidieron en que era trabajador de uno de los kebab que dejó de trabajar para ellos al encontrar un empleo mejor. Ningún alegó mala relación o enemistad.