La Rioja

ESPERANDO A TRUMP

Nunca la elección de un presidente de Estados Unidos tuvo tanto impacto como la del neonato presidente Donald Trump, con pocas concesiones a lo foráneo. Con este planteamiento sin derivadas, al menos en primera instancia, el importante Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión (TTIP) podría ser uno de los primeros damnificados, ya que Trump ha llegado a afirmar que retiraría a EEUU del Tratado, lo que equivale a decir, que éste quedaría muerto y enterrado, al menos por otros cuatro años. Varios sectores tienen abierto un importante mercado en ese país que se podría ampliar todavía más si este acuerdo fructifica en los términos actuales. Es el caso del aceite de oliva, el vino o la aceituna de mesa, entre otros.

Parece más que probable que comience a maniobrar para intentar dar un golpe de timón en esta negociación. Por otro lado, la Unión Europea (UE) tampoco tiene una situación cómoda, ya que muchos partidos con peso en importantes Estados, ponen chinas en el zapato.

A todo esto se une la salida de Reino Unido de la UE, lo que puede favorecer la consolidación de un gran grupo anglosajón que presione a la UE y a sus negociadores. No hay que olvidar que una de las ideas planteadas por el nuevo presidente es abandonar las negociaciones globales y abrir bilaterales con cada uno de los Estados de interés, aunque parece difícil que pueda revertir una tendencia global que refuerza el bloque comercial de occidente frente a las cada vez más potentes economías orientales, China en particular.

El tercer factor que habrá que tener en cuenta es la relación que ha existido y promete consolidarse, entre el equipo de Trump y el gobierno ruso de Putin. Sin duda tendría influencia en la tensa relación comercial entre la UE y Rusia que, recordemos, ha cerrado su mercado a nuestras exportaciones agrarias.

En todo caso, aunque la amenaza existe, cuesta creer que Trump pueda cumplir todo lo que ha prometido. Al fin y al cabo, las promesas políticas de campaña son muy frágiles, y no parece que decir Diego donde dijo Digo, sea su mayor preocupación.