La Rioja

Conmoción en San Vicente de la Sonsierra y Sorzano por la muerte de sus vecinos

San Vicente de la Sonsierra despertó sumida en la conmoción y en la tristeza por la pérdida de una de sus vecinas. María Pilar Alútiz Gil, de 51 años, regentaba la única peluquería que quedaba en la localidad. La noticia de su fallecimiento cayó como una bomba entre todos los vecinos. «Es una familia muy querida y muy arraigada en San Vicente y está todo el pueblo conmocionado», aseguraba el alcalde Javier Fernández. La familia de la fallecida se había dedicado también a la peluquería y a la viticultura.

La mujer estaba casada con un viticultor de Ábalos y vivían en San Vicente. El matrimonio tenía dos hijas, una de 18 y otra de 14 años. La menor la acompañaba en el coche cuando sucedió el accidente y resultó herida grave.

Por otra parte, el vecino de Sorzano fallecido en Gimileo Jesús Herce Preciado, contaba con 61 años de edad y trabajaba en el transporte de paquetería. Era el mayor de los hijos del negocio Foto Herce. Esta familia, originaria de Logroño, adquirió hace años una segunda residencia en Sorzano, donde pasaban temporadas. Fue el padre el primero que compró un chalé situado encima de la ermita de la Virgen del Roble, la patrona de la localidad.

Dado este vínculo con el municipio, Jesús se hizo años después con otra casa en la entrada de Sorzano, donde actualmente estaba empadronado. Su entierro será hoy a las 17 horas en el cementerio de Logroño y las 20 habrá funeral en la iglesia de Valvanera. El alcalde de Sorzano, Alberto Rodríguez, aseguró ayer que la noticia del deceso ha supuesto «un palo bastante fuerte porque Sorzano es un pueblo pequeño y todos nos conocemos».