La Rioja

Viaje por el punto más negro de La Rioja

vídeo

/ ANDREA ARAGÓN

  • El día después del último accidente en la N-232, TVR conduce por la vía para comprobar el estado del tráfico y hablar con quienes tienen que utilizarla cada día

«Es cierto, uno se insensibiliza. El primero impresiona, después...», dice no sin la tristeza en el rostro uno de los conductores que se enfrentan a la N-232 cada día. «Al final, los accidentes son el pan de cada día». El mismo comentario encontramos en Gimileo, término en el que se produjo este lunes la colisión frontal entre un camión articulado y una furgoneta, que acabaron golpeando a otro turismo, con el resultado fatal de dos muertos, dos heridos y una lista que sigue alargándose este año, sumando vidas perdidas sobre este asfalto.

además

  • Dos fallecidos y dos heridos en un accidente en la N-232 en Gimileo

  • VídeoDos fallecidos más se suman a la trágica lista

«Es un poco grave lo que digo, pero hay accidentes cada día. Ha sido siempre un punto negro y es lo que hay que resaltar para que hagan políticamente lo correcto», explica un ciudadano de la localidad.

Parada en Cenicero. «Está muy mal, tractores, muchos camiones...un jaleo tremendo y cuando llueve es ya horroroso», comenta un vecino del municipio. «Se ve mucha imprudencia en la carretera y ésta mueve mucho tráfico», añade otro conductor habitual de esta vía.

La densidad del tráfico es uno de los grandes problemas. En esta vía se coincide en esta conclusión y también en las soluciones: «Hay que repartir el tráfico, el transporte pesado que fuera por la autopista, deberían liberar la autopista».

Temas