La Rioja

'Relaciones positivas' para adolescentes

'Relaciones positivas' para adolescentes
  • El 91,56 % de los jóvenes riojanos pondría en marcha estrategias si su relación de pareja no le gusta

El 91,56% de los adolescentes riojanos pondría en marcha estrategias si su relación de pareja no le gusta; el 80,45% acabaría con esa relación si esas medidas no funcionan y el 96,71% sabe detectar los celos, ha afirmado el consejero de Políticas Sociales, Conrado Escobar.

Estas son algunas de las conclusiones del programa 'Relaciones positivas', dirigido a alumnos riojanos del primer ciclo de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), de 13 a 15 años, que se puso en marcha hace dos cursos como proyecto piloto y que en el actual afecta a todos los centros educativos de La Rioja, según recoge Efe.

Este balance lo han presentado, en una rueda informativa, Escobar, la directora general de Justicia, Cristina Maiso; el subdirector general de Ordenación Educativa, Innovación y Atención a la Diversidad, Antonio Mendaza; y la responsable de la Oficina de Atención a la Víctima, Bárbara Romo.

Han recordado que cuando se inició el programa, que trata de atajar la violencia en relaciones de pareja entre adolescentes, solo el 46% de esos jóvenes estaría dispuesto a terminar con su relación de pareja si observan que esas estrategias no funcionan.

El programa ha concluido que es necesaria la detección de las situaciones de celos y de control sobre la pareja para poder establecer cualquier tipo de intervención y, además, a edades tempranas de la adolescencia, se tiende a minimizar cualquier comportamiento de control, o lo que aún resulta más preocupante, a enmascararlo como intrínseco al afecto.

Celos

Escobar ha insistido que "asimilar control o celos con querer o amar no es la respuesta razonable en términos de igualdad" y ha calificado de "insano" e "indecente" las situaciones de "atosigamiento" por cuestión de celos o de control dentro de la pareja de adolescentes que se puedan producir, a los que contribuyen las redes sociales.

Romo ha añadido que, en general, los adolescentes pueden identificar el problema, pero no analizan las causas que lo provocan ni las medidas que puedan aplicarse para su solución. Ha señalado que en este colectivo también se tiende a normalizar las letras de las canciones, que, en algunas ocasiones, suponen una "aberración" para el concepto de relación de pareja adecuada.

A partir de los resultados de este programa se puede afirmar la eficacia en un rango de edad concreto, en el que los roles de las relaciones aún son permeables y por tanto, modificables.

Además, un gran número de participantes en el programa aún no habían iniciado relaciones de pareja, lo que ayuda de cara al aprendizaje de los menores y permite prevenir problemas a medida que completen su desarrollo hacia la edad adulta y que tengan vivencias de pareja más sanas y basadas en la igualdad.

Este programa, en el actual curso 2016-2017, se inició el pasado día siete en las 62 líneas de tercero de la ESO que el curso anterior no participaron en este iniciativa, impulsada por las Consejerías de Políticas Sociales y de Educación, ha relatado Mendaza.

Formación para profesores

Ha detallado que, a partir de enero próximo se formará a los profesores de Religión y Valores Éticos; y, más adelante, a los equipos directivos y a los departamentos de Orientación.

Maiso ha resaltado que el objetivo ha sido incorporar el programa de 'Relaciones positivas' a los currículum escolares de los alumnos de 13 a 15 años y que no fueran solo unas charlas.

Escobar ha insistido en que era necesario hacer frente a una realidad cada día más "preocupante", como es "la aparición de la violencia de género en la población juvenil o adolescente". Por ello, 'Relaciones positivas' ha centrado su trabajo en que los "propios jóvenes sepan reconocer diversas situaciones de maltrato y ponerles freno porque es fundamental la formación y la educación basada en el respeto para erradicar esta lacra".

El objetivo del programa es atajar problemas de la violencia entre los jóvenes en las relaciones de pareja durante la adolescencia, a través de la educación en el respeto y la igualdad de género y la prevención de actitudes discriminatorias y sentando una base sólida durante esta etapa escolar.

El proyecto piloto se inició en el curso 2014-2015 en seis centros de la ESO y la estrategia contemplaba la implantación de contenidos concretos en la mitad de los centros educativos de La Rioja, dentro de la asignatura Valores Éticos.

'Relaciones positivas' se aplicó en más de 60 líneas de tercero de la ESO y superó las 1.500 evaluaciones durante el curso 2015-2016.