La Rioja

Carmelo Cunchillos. ::
Carmelo Cunchillos. :: / L.R.

El hombre que hizo universidad

  • Sus compañeros destacan la labor de quien dirigió el departamento de Filologías Modernas; «gracias a su esfuerzo la UR es lo que ahora conocemos», aseguran

  • El campus recuerda al catedrático Carmelo Cunchillos, fallecido hace 6 años

«Nadie se cruza en tu vida por azar, las personas entran en tu vida por una razón, por una estación o por una vida entera». Con este texto de Paulo Coelho, recordó ayer Melania Terrazas, profesora del departamento de Filologías Modernas, a su compañero y amigo Carmelo Cunchillos, fallecido el 9 de abril del 2010.

Considerado uno de los padres de la Universidad de La Rioja (UR), «Cunchillos nos ayudó, emocional y espiritualmente en muchos momentos de nuestras vidas y nos enseñó lecciones para una vida entera», relató Terrazas. No fue la única en alabar a este catedrático de Filología Inglesa. «Aún seguimos recordándole, como compañero y amigo», dijo Almudena Barreras, directora del departamento, minutos antes de descubrir la placa conmemorativa colocada junto al árbol de las tulipas plantado hace cinco años para perpetuar su recuerdo en el campus.

El rector, Julio Rubio, apeló a no olvidarse de las personas que hacían universidad antes de la UR y «Cunchillos era de esas personas». «Gracias a su esfuerzo, el campus -que este año cumple 25 años- es lo que conocemos ahora», apuntó.

«Las personas, de algún modo, pasan, pero lo que hacen continúa», sentenció su compañero y amigo Pedro Santana, quien al igual que había hecho minutos antes el rector subrayó que «somos lo que somos gracias a Carmelo». Destacó la coincidencia de que el sitio en el que siempre aparcaba Cunchillos su BMW blanco ayer estaba ocupado por un coche de la misma marca y color.

Nacido en Calahorra en 1949, Carmelo Cunchillos se licenció en Filología Inglesa en la Universidad de Zaragoza en 1975. Allí fue contratado como profesor ayudante del Colegio Universitario de La Rioja (CUR) y, desde 1977, como asociado. Entre 1980 y 1982 desempeñó el puesto de coordinador-jefe de estudios de la sección de Letras del CUR y entre 1989 y 1992, director de esta institución.

Tras obtener el título de doctor y la plaza de profesor titular en 1992 se incorporó a la UR, en la que obtuvo la cátedra de Filología Inglesa, en 1993. Posteriormente, fue nombrado director del departamento de Filologías Modernas y en 1994 fue candidato a rector. Su labor investigadora se ha centrado en el estudio de la traducción literaria, el modernismo y la intertextualidad.