La Rioja

CSIF asegura que «la mayor parte de la plantilla del Museo de La Rioja se queja de los malos tratos de la directora»

CSIF asegura que «la mayor parte de la plantilla del Museo de La Rioja se queja de los malos tratos de la directora»
  • La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) pide que Trujillano «no siga al frente» de la institución

El pasado mes de octubre, Diario LA RIOJA informó sobre la situación que denunciaba el conjunto de funcionarios que trabajan en el Museo de La Rioja, situado en el palacete del Espartero. Remitieron entonces a Cultura del Gobierno autonómico un escrito en el que expresaban su "malestar, profundo desagrado y preocupación» por no haber solucionado una situación que entendían que «menoscaba gravemente el funcionamiento" de la institución.

Su temor, como se explicó aquel día este periódico era que "con la primera prórroga ya concedida, Sánchez Trujillano acabara por perpetuarse en el puesto como directora otros cinco añoshasta que cumpliera los setenta". "Es el momento -dicen- de una renovación necesaria que a nadie perjudique", decían.

Hoy, ha sido la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), el sindicato más representativo en las administraciones públicas, ha mostrado su respaldo a los trabajadores, que es martes han presentado "una solicitud para que la Administración regional intervenga en un procedimiento de conflictos interpersonales, debido al trato que reciben de su directora". La CSIF explica que "después de constatar los hecho que se denuncian, pide que la señora Trujillano no siga al frente de dicho museo".

"La salud de los menos resistentes"

La central sindical añade que los empleados públicos se quejan de "la particular gestión de personal de la directora del Museo". Detallan "que ha empeorado en los últimos tres años hasta conseguir un ambiente laboral irrespirable". Añade que los trabajadores dicen que "las faltas de respeto son habituales, las decisiones arbitrarias, la comunicación imprescindible para nuestra labor es inexistente y para la obtención de cada uno de nuestros derechos (hasta el recibir nuestro uniforme) exige una pelea constante". "El servicio se ve seriamente afectado, así como la salud de los compañeros menos resistentes". Estos son los motivos de su denuncia literal, puntualizan desde la CSIF, y los que han llevado a la plantilla a elevar su quejas y "a hacer pública una situación insostenible".

La denuncia la firman nueve trabajadores de una plantilla compuesta por catorce personas, donde hay varios interinos y dos personas a punto de jubilarse.

"Intolerable la vulneración de derechos"

CSIF apunta que "no puede tolerar esta vulneración de los derechos elementales de este personal dependiente de la Dirección General de Cultura y Turismo. A estos empleados públicos no se les están respetando los principios básicos de la salud y prevención de riesgos laborales en el trabaj"o.

Uno de los principales riesgos está "en el modelo de dirección que sufren los trabajadores", dicen. "Es evidente que la actitud de la directora del Museo de La Rioja está siendo perjudicial y nociva para esta plantilla. Por lo que CSIF apoya sus reivindicaciones y, en virtud de la propia Ley de Prevención de Riesgos Laborales, este sindicato cree que la señora directora debe ser apartada de su cargo inmediatamente".