La Rioja

Cristina Almeida califica al nuevo gobierno como el de «las compensaciones»

Almeida califica al nuevo gobierno como el de «las compensaciones»
  • La exdiputada y abogada ha ofrecido una conferencia a invitación de la Plataforma 'Stop Represión'

La exdiputada y abogada Cristina Almeida ha calificado hoy al nuevo Gobierno de España de Mariano Rajoy como el de "las compensaciones" porque a varios de los ministros "les han dado el puesto para compensar algo que han perdido".

Almedia ha ofrecido hoy en Logroño una conferencia de prensa, previa a su participación en unas jornadas organizadas por la plataforma "Stop Represión" de la capital riojana.

A preguntas de los periodistas, se ha referido a la "compensación" del nuevo Consejo de Ministros y ha considerado que "a Juan Ignacio Zoido, para compensar que perdió la Alcaldía de Sevilla, le han dado el Ministerio del Interior"; y a Íñigo de la Serna, "para compensar que le anularon un plan urbanístico en Santander, le dan el Ministerio de Fomento".

"Luego está la compensación al despido en diferido de Bárcenas, que ha supuesto el Ministerio de Defensa para María Dolores de Cospedal", ha dicho, "y, además, ha entrado en el gabinete un halcón", en alusión al nuevo Ministro de Energía, Álvaro Nadal.

Sigue en el Gobierno "el núcleo duro del Ejecutivo, con los hermanastros Montoro y De Guindos, que no se tienen ni el mínimo cariño, pero eso le interesa a Rajoy", ha subrayado.

"Y también continúa Fátima Báñez, que es -ha ironizado- la más idónea para interpretar las sentencias contra la reforma laboral o contra los contratos temporales"; y, "gracias a Dios", no continúa el anterior ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz.

Almeida ha reclamado que, "de forma urgente", los grupos políticos de la oposición promuevan en el Parlamento español la derogación de "la Ley Orgánica de Protección Ciudadana", conocida como "Ley Mordaza", porque "todos se comprometieron públicamente a hacerlo".

"Si no se dan prisa, Rajoy convocará otras elecciones", ha considerado, y ha conminado a los grupos políticos a que "se den prisa en ese asunto y también a acabar con el Código Penal", que "criminaliza a los piquetes en las huelgas". Ha lamentado que no se haya producido un pacto entre esos grupos para impedir que gobierne el PP y se ha negado a hablar sobre la situación del PSOE porque "si me excito más, exploto", ha dicho.