La Rioja

Algunos de los vecinos que han secundado la iniciativa de Fernando Gutiérrez. :: sanda
Algunos de los vecinos que han secundado la iniciativa de Fernando Gutiérrez. :: sanda

Apadrina una boina

  • El cornagués Fernando Gutiérrez inicia una llamativa campaña de sensibilización sobre la despoblación rural

Los pueblos se están quedando sin población y se mueren. Consciente de este problema, un vecino de Cornago, Fernando Gutiérrez Lacarra, de 47 años, ha tenido la idea de iniciar una curiosa campaña bajo el lema 'Apadrina una boina'.

Con ella, explica, «pretendo sensibilizar a la administración y a la gente sobre este problema de la despoblación. No queda tiempo. Aquí, por ejemplo, el colegio se va a cerrar y está nuevo. Tenemos unas instalaciones deportivas nuevas y nadie que juegue en ellas», lamenta el cornagués, quien apunta además que «este año se han ido a otros centros varios chavales con ciertas necesidades porque no hay profesores de apoyo. En el momento que se vayan las mujeres y los niños, se acabó. ¿Quién mantiene todo esto?». Una solución que propone es «crear autoempleo, sobre todo para mujeres».

Fernando tuvo la idea hace tiempo y cuenta con un experto en Internet que le ayuda y aconseja. Pero fue a partir del verano cuando comenzó a lanzar el mensaje en las redes sociales con más insistencia.

'Apadrina una boina' dispone de una página web para difundir las actividades de Cornago y mostrar propuestas. Hay algún vídeo en Youtube y principalmente utiliza Facebook para difundir fotos del municipio y de personas con boinas. Tiene varias en La Taberna La Reyes, negocio del cual es copropietario. Personas de todas las edades llegan, piden las boinas y se fotografían junto a un panel. Luego las comparten en Facebook, incluso le mandan fotos antiguas.

Pero aparte de la imagen posando con las boinas, quiere ir más allá, que la gente se conciencie, se implique y poner en marcha varios proyectos sostenibles.

Por ejemplo, Fernando explica que «hay muchos terrenos en desuso y una de las ideas es que sus propietarios inviertan en ellos. No se trata de que venga alguien de fuera a cultivar sino que los dueños lo hagan o que los alquilen o vendan a otras personas de aquí en el caso de que no puedan dedicarse ellos a la agricultura. El objetivo es rentabilizar las parcelas y crear puestos de trabajo. Hay varias posibilidades de utilización. En cada pueblo seguro que destacan unos productos especiales».

Otra iniciativa resulta más compleja y consiste en un espacio multifuncional. Fernando dispone para ello de una zona donde tuvo en su momento champiñoneras. Allí quiere crear un área recreativa con gastronomía local, multiaventura, zona de relax y poner en marcha un mercado los fines de semana para convertir Cornago en un punto de referencia que beneficie a los vecinos.