La Rioja

Sanz: «Si el director de Carreteras no tiene en mente la duplicación de la N-232, la tendrá»

Mar Cotelo, Emilio del Río, Pedro Sanz, Pérez Pastor, Mendiola y Antoñanzas, parlamentarios del PP por La Rioja. :: Díaz Uriel
Mar Cotelo, Emilio del Río, Pedro Sanz, Pérez Pastor, Mendiola y Antoñanzas, parlamentarios del PP por La Rioja. :: Díaz Uriel
  • El senador y presidente del PP riojano insiste en que no habrá renuncia a la duplicación de la carretera nacional

El presidente del PP riojano y senador por La Rioja, Pedro Sanz, salió ayer a la palestra -con el resto de parlamentarios populares y al margen del actual presidente de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, pese a referirse a prácticamente los mismos temas- para valorar no sólo la formación después de 315 días en funciones del nuevo Gobierno de Mariano Rajoy, sino las principales demandas que desde la Comunidad riojana trasladarán los miembros riojanos del PP en el Congreso y el Senado.

Sanz insistió en que no habrá renuncia a la duplicación de la carretera N-232 -en contra de lo expresado hace unos días a Diario LA RIOJA por el entonces director general de Carreteras en funciones, Jorge Urrecho- y en su tesis de que la autopista AP-68, aún libre de peaje, no vertebra la Comunidad riojana: «No he cambiado nunca de criterio y no me tiro a la piscina sabiendo que no hay agua; si alguien quiere ir a Alcanadre o Ausejo de poco la sirve la autopista y este desdoblamiento está previsto, certificado y firmado por anteriores ministros». «Si el director general de Carreteras -replicó a preguntas de los periodistas- no tiene en mente el desdoblamiento, lo tendrá».

El expresidente regional avanzó además que existe una «sintonía excelente» con el nuevo ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y reiteró que la duplicación es «necesaria» pese a ser una vía, en buena parte de la región, paralela a la autopista.

En este sentido, Sanz concretó que especialmente estratégico es el desdoblamiento del tramo entre Arrúbal -donde acaba la futura ronda sur de Logroño- y Calahorra con la extensión hasta Alfaro: «No duplicar este tramo sería un error», aseguró, pese a que, al menos el último ministerio de Fomento dirigido por Rafael Catalá, no lo tenía contemplado.

En el ámbito ferroviario, Sanz indicó que el objetivo es conseguir que se pueda viajar de Logroño a Madrid en dos horas y veinte minutos, con la construcción también de la variante ferroviaria de Rincón de Soto o el avance en las fases II y III del soterramiento.

Respecto a las infraestructuras hidráulicas y de regadío, apuntó que el trabajo en las Cortes se centrará en la culminación de las presas de Soto-Terroba y de Enciso y, en clave más política, definió el momento actual, sin mayorías absolutas, como «una oportunidad política, que sería una pena que no aprovechemos». «Momentos así requieren diálogo y voluntad para arrimar el hombro -añadió- y ahora tenemos un gobierno con capacidad, conocimiento y, sobre todo, experiencia política para afrontar estos momentos».