La Rioja

El otoño llega tarde pero seguro

Embalse González Lacasa el pasado martes. :: j.e.
Embalse González Lacasa el pasado martes. :: j.e.
  • La Aemet pronostica las primeras nevadas en cotas altas de la región y una caída generalizada de las temperaturas

  • La primera gran borrasca otoñal dejará importantes lluvias durante el fin de semana

El tiempo otoñal se ha hecho presente por fin en La Rioja. El cambio meteorológico comenzó ayer, se intensificará durante este fin de semana y se prolongará durante los días venideros después de varias semanas con un ambiente demasiado apacible para unas fechas en las que han predominado temperaturas suaves y escasas o nulas lluvias en toda la región. Los cielos riojanos empezaron a mudar su color durante la jornada de ayer, adquirieron los tonos grisaceos más propios de la estación otoñal y dejaron ya las primeras lluvias importantes en muchos días.

La borrasca que está barriendo la península se dejó notar también en un descenso térmico de las temperaturas máximas, que cayeron por debajo de los 20 grados en casi toda la región, alejándose de los registros de estos últimos días, cuando se llegaron a alcanzar hasta 25 grados en muchos puntos de la ribera riojana.

Pero la jornada de ayer fue un 'aperitivo' de lo que seguirá hoy sábado, caracterizado por precipitaciones generalizadas en toda la comunidad durante todo el día. La Aemet vaticina cielos nubosos o cubiertos con lluvias, localmente fuertes o persistentes, disminuyendo al final de la jornada. Además, se prevén nieves en los puntos altos de la sierra, con una cota que irá bajando durante el día para situarse entre 1.000 y 1.200 metros. Las temperaturas irán a la baja, con un descenso ligero en la ribera y más acusado en la sierra donde puede ser notable en las mínimas, que se registrarán al final del día. La Aemet anuncia también heladas débiles en la Ibérica.

Para el domingo se esperan también cielos cubiertos con precipitaciones débiles dispersas en la Ibérica y la ribera occidental, menos probables en el resto de la región. La cota de nieve se situará entre 1.000 y 1.200 metros. El descenso térmico proseguirá durante la jornada.

Las esperadas lluvias que empezaron a caer ayer son bien recibidas por los agricultores y ganaderos riojanos y empezarán a aliviar la situación de los embalses, que se encuentran en niveles ínfimos después de un verano y una primera mitad del otoño muy secos. El pantano González Lacasa se encontraba ayer al 17,5% de su capacidad; Pajares, al 29,6% y Mansilla, al 12,7%.