La Rioja

«Apostaré por una red pública y una red concertada en pie de igualdad»

El presidente José Ignacio Ceniceros observa el gesto entre Abel Bayo y quien ya es su sucesor al frente de                            la Consejería de Educación, Alberto Galiana. :: justo rodríguez
El presidente José Ignacio Ceniceros observa el gesto entre Abel Bayo y quien ya es su sucesor al frente de la Consejería de Educación, Alberto Galiana. :: justo rodríguez
  • El nuevo miembro del Gobierno advierte a los sindicatos de que «el diálogo ofrece muchas posibilidades pero también tiene sus límites»

  • Alberto Galiana Consejero de Educación

Alberto Galiana (Logroño 1971) fue ayer el objetivo de todas la miradas. Arropado por su familia juró un cargo que hereda de Abel Bayo con la ilusión de aportar su granito de arena e imprimir su personalidad a una etapa que se antoja compleja y convulsa, con la primera reválida de fin de Bachillerato a la vuelta de la esquina y los sindicatos esperando una cita para reunirse y hablar en torno a la mesa sectorial de Educación.

Enhorabuena. Una pregunta obligada: ¿cuándo y quién le comunicó que iba a ser el nuevo consejero de Educación?

He conocido la propuesta del presidente hace menos de 48 horas. No era algo que yo tuviera en mente de manera inmediata ni mucho menos.

¿Quién le va a sustituir a usted en la dirección general de Educación?

Todavía está todo por decidir. La semana que viene lo comunicaremos.

¿Tiene previsto continuar la línea del ya exconsejero Bayo haciendo especial énfasis en el bilingüismo y en la Formación Profesional?

Cada persona aporta a la Consejería su propia personalidad y espero también aportar algo de mí a este trabajo. No obstante, las líneas directrices básicas van a seguir siendo las mismas, fundamentalmente, lo relacionado con el bilingüismo, con las tecnologías de la Información y la comunicación, pero, sobre todo, la apuesta por un pluralismo educativo y por una red pública y una red concertada en pie de igualdad y recursos suficientes para todos.

Ya en su comparecencia minutos después de tomar posesión hablaba de una red única, sin diferencias entre la pública y la concertada.

La red es sostenida con fondos públicos. Para mí lo importante no es el titular del centro, lo importante es el alumno, el alumno de La Rioja y su familia es a la que tengo que servir.

Bayo le ha dejado allanado el camino de las popularmente conocidas como reválidas, pero a usted le va a tocar lidiar con la prueba en sí. ¿Cómo afronta este reto?

Con la confianza plena en que, aunque es una logística complicada la que plantea, nos vamos a poder servir de unos excelentes docentes que ya han puesto en marcha muchos cambios a lo largo de su experiencia y que también en Primaria, con efecto diagnóstico, se han realizado sin demasiadas estridencias. Por supuesto, contando también con que en el ámbito de decisión del Ministerio están abiertos al diálogo, abiertos a la reforma dentro de una razonabilidad. Creo que hay tiempo suficiente contando con los docentes, con el propio personal de la Consejería y con la Universidad de La Rioja, con la que estamos en contacto permanente. La verdad es que con mucha esperanza de que vaya muy bien y con normalidad.

Es previsible que los grupos parlamentarios le recuerden a usted, como nuevo consejero, el mandato que aprobó la Cámara autonómica para suspender la Lomce ¿Cuál será su respuesta?

La respuesta que le dio Bayo es la respuesta de la ley y no se puede hacer otra cosa con una ley que cumplirla. Por tanto, el consejero, en este caso el consejero Alberto, no puede hacer otra cosa que cumplir la ley. Otra cosa distinta es que acudamos al Ministerio para transmitir todas aquellas inquietudes que en cuanto a la logística y a la aplicación de la ley se puedan suscitar, tratando de que sea lo más flexible y lo más razonable posible, pero no cabe otra posibilidad que aplicar la ley.

Los sindicatos reclaman que se reúna la mesa sectorial de Educación. ¿Va a poner fecha a esa cita?

La verdad es que tengo mucha confianza en que seamos capaces de alcanzar acuerdos con las organizaciones sindicales porque el diálogo es necesario, pero también tiene una presupuesto lógico que es que haya una voluntad de cesión por ambas partes. En ese sentido, el diálogo ofrece muchísimas posibilidades, pero también tiene unos límites. Estoy confiado en que pronto podremos reunirnos nuevamente con los sindicatos. Tuvimos una reunión en octubre en la que tratamos distintos temas como la aplicación de la Lomce y todo lo relacionado con la nueva normativa de bilingüismo. Tenemos mucha confianza en dar este próximo curso un salto cualitativo de manera que el bilingüismo se convierta en algo estructural en los centros, no solamente como experiencias innovadoras, y en ese sentido voluntad de diálogo con ellos, por supuesto que sí, y de colaboración. De hecho, tengo una muy buena relación con la mayor parte de ellos a nivel personal.

Bayo planteó el pacto educativo regional. ¿Va a persistir en esta idea?

Creo que lo de menos es cómo le llamemos, si le llamamos pacto o si le llamamos acuerdo o lo llamamos una voluntad de entendimiento. Al final, lo importante es una dinámica de flexibilidad, de apertura de la administración, pero también de apertura de las organizaciones sindicales y de otras entidades para que podamos llegar a cuantos más acuerdos mejor. No sé si es bueno hablar de forma muy grandilocuente de pacto quizá es más pragmático decir que podemos alcanzar pactos puntuales.

Su toma de posesión coincide con la de los nuevos ministros, como el de Educación, Íñigo Méndez de Vigo. ¿Qué le pediría para La Rioja?

Le pediría disposición al diálogo, cercanía y que La Rioja no por ser la más pequeña de las comunidades es la menos importante en materia educativa.

De su Consejería cuelga también empleo. ¿Qué objetivos se ha marcado en este ámbito?

Desde el punto de vista del empleo, los objetivos fundamentales pasan por, en primer lugar, reducir el número de desempleados de La Rioja, pero eso no es sólo cosa de la Consejería, es cosa de todos, de la sociedad, de las empresas en su conjunto y también del Gobierno de España. Hay muchísimas variables que escapan hoy en día de un mundo tan global a lo que una administración pública puede hacer con respecto al empleo, pero no por eso debemos cejar en nuestra lucha. Fundamentalmente, es aplicar la estrategia integral de empleo, una visión coordinada y holística de lo que son las relaciones entre el empleo, la formación, el tejido productivo, diálogo con las organizaciones sindicales, pero también abrir la mano a nuevos sectores de formación, impulsar la innovación y, por supuesto, lograr en la medida de lo posible que el esquema educativo, todo su tejido, encaje mucho más progresivamente, especialmente a través de la FP, pero también de la universidad, con el tejido empresarial. En la medida en que tengamos emprendedores y entendamos de una manera positiva al empresario veremos también como la sociedad se hace cada vez más capaz de generar empleo.

Hay una labor doble, una más inmediata de políticas activas de empleo, que podemos estar desarrollando en coordinación con la consejería de Innovación y Economía y la ADER, pero también un labor a más a largo plazo que tiene que ver con la Innovación, el desarrollo, la I+D en la universidad, pero también con el despertar del espíritu emprendedor en los alumnos riojanos y que al final todos estos conocimientos deben estar al servicio de una visión de la persona, si no trabajamos esos valores de cada uno de los alumnos, que es la misión fundamental de la educación, no estaremos respondiendo al reto que nos ofrece la economía actual en materia de empleo.

Cuando se asiente en su nuevo despacho ¿qué es lo primero que va a hacer?

Lo primero, dedicar un rato para estar con mis más directos colaboradores para agradecerles de nuevo su compromiso y su trabajo con la consejería y sobre todo para organizarnos de cara a la semana que viene para que todo tenga la menor incidencia en el funcionamiento de la Consejería, para que el tránsito sea muy rápido y sin ninguna distorsión.