La Rioja

En bosques, matorrales, hierbas... y en núcleos urbanos

Las garrapatas necesitan compartir hábitat con los animales de los que se alimentan: mamíferos, aves y reptiles.

Estos ácaros son habituales en animales salvajes como ciervos, corzos, jabalíes, zorros, roedores..., pero también en vacas, ovejas y perros.

Las especies que con más facilidad pueden picarnos son aquellas que esperan pacientes en la vegetación. Estas especies aparecen con mayor densidad en bosques con sotobosque abundante, matorrales o herbazales; aunque pueden estar también en núcleos urbanos donde viven animales domésticos.