La Rioja

Personal del Museo trata de movilizar a la cultura contra la continuidad de Trujillano

Personal del Museo trata de movilizar a la cultura contra la continuidad de Trujillano
  • Los empleados promueven «una plataforma de artistas e intelectuales» que apoye su petición de relevar a la directora por una gestión «más que cuestionable»

El personal del Museo de La Rioja intenta «articular una plataforma de artistas e intelectuales» que apoye su petición de no prorrogar en el cargo a su actual directora, María Teresa Sánchez Trujillano, por considerar «más que cuestionable su gestión». Es la medida que ha decidido tomar la plantilla tras encontrar «un muro» en la Consejería ante una situación que, en palabras de un portavoz de los trabajadores, «afecta al patrimonio de todos los riojanos y es responsabilidad de todos».

Como publicó Diario LA RIOJA, los doce funcionarios del Museo dependiente del Gobierno regional han trasladado a la Consejería de Desarrollo Económico (hoy no existe consejería de Cultura), primero por escrito y luego en una reunión personal con la consejera Leonor González Menorca y el director general de Turismo y Cultura, Eduardo Rodríguez Osés, su «desacuerdo y preocupación por la decisión de prorrogar a María Teresa Sánchez Trujillano en sus labores de dirección tras haber alcanzado la edad de jubilación».

Sánchez Trujillano, directora del Museo de La Rioja desde el 1 de abril de 1979, solicitó dicha prórroga este verano al cumplir 65 años. Con arreglo al régimen de la Administración autonómica, le fue concedida por seis meses, según confirmó en su día Rodríguez Osés, por encontrarse «en su perfecto derecho» y no constar «razones objetivas» para denegársela.

Los trabajadores, en cambio, alegan que la gestión de la directora es «más que cuestionable en todas las funciones de su responsabilidad». Y citan textualmente: «Conservación del Patrimonio, gestión de medios e instalaciones, colaboración con otras instituciones culturales, política de personal y programación de exposiciones, en las que sus arbitrarias decisiones y su falta de actualización y ecuanimidad han condenado a todos a unas lagunas que esta Comunidad Autónoma no merece». Y temen que esta prórroga sea solo la primera de una serie de ellas que terminen perpetuando a Sánchez Trujillano otros cinco años más (hasta cumplir los setenta de edad) al frente del Museo.

La conformidad con esta situación que han encontrado en el Gobierno -«una respuesta triste y decepcionante», dijeron al poco de aquella reunión, «un muro», enfatizaron ayer- les ha llevado a buscar otras medidas. y otros apoyos. Rodríguez Osés, por su parte, no contestó ayer a este diario personalmente y dejó dicho a través de la Oficina de Prensa que no hay novedades al respecto.

Pero los empleados, considerando que «el Museo es cosa de todos» y en especial «responsabilidad de la gente de la cultura», se han dirigido en primer lugar a este colectivo y lo han hecho enviando correos electrónicos y mensajes de whatsap: «Como imagino que ya sabréis por el artículo aparecido en prensa...», comienzan. Y después de argumentar su iniciativa, afirman: «Estamos convencidos de que ha llegado el momento del relevo en la dirección del Museo de La Rioja y que una abrumadora mayoría de los artistas e intelectuales riojanos comparten nuestra opinión de que no sería conveniente que esta prórroga de seis meses se prolongue durante cinco años».

«Si estás de acuerdo con nosotros -terminan-, ayúdanos a articular una plataforma de artistas e intelectuales que apoye nuestra iniciativa».