La Rioja

La pasión china de España

Sede central de Alibaba en Hangzhou. :: Reuters
Sede central de Alibaba en Hangzhou. :: Reuters
  • Alibaba, la tienda 'online' más grande del mundo, pone un pie en Madrid

  • España es el segundo país que más compra en la versión internacional del gigante chino

España no es el país más rico del mundo, ni el más poblado. Muchos hay que nos superan ampliamente en ambos rankings. Y sin embargo, cuando la tienda 'online' más grande del mundo saca cuentas, resulta que los españoles somos sus segundos mejores clientes internacionales. Y eso al final pesa: tanto como para ir poniendo el pie en un mercado que resulta apetecible. No, la tienda online más grande de mundo no es Amazon. Es china, y se llama Alibaba. Y además es la primera de largo: aunque hay estimaciones distintas, la más repetida es que Alibaba factura unas 20 veces más que Amazon.

La cifra de negocio de la empresa china es de unos 480.000 millones de euros, con más de 10 millones de vendedores y cuarenta veces esa cifra de compradores activos. La mayoría, cierto es, en el gigante chino, porque es la mayor empresa del país. Pero también fuera, y cada vez más.

En realidad, los españoles no compramos directamente en Alibaba -nombre, dicho sea de paso, de resonancias más bien desafortunadas para el mercado hispano-. Lo hacemos en su marca internacional, AliExpress. Y ahí es donde somos los segundos. Sólo Estados Unidos, un país cuya población septuplica ampliamente a la española, nos supera a la hora de comerciar con AliExpress. No son públicos los datos de productos más vendidos, pero es posible que hubiera sorpresas.

Porque no hay que olvidar tampoco que, aunque la empresa del archifamoso Jack Ma cierre desde hace tiempo las tiendas de productos falsificados, compradores y vendedores siguen organizándose en redes sociales y aplicaciones de mensajería para encontrar la falsificación oculta en la miriada de productos de AliExpress. Qué porcentaje del 'éxito Alibaba' en España es achacable a este lucrativo mercado paralelo es (y seguirá siendo) un misterio.

El modelo de negocio de AliExpress es la cantidad: productos pequeños, muchas veces de valor ínfimo, enviados en grandes volúmenes y para los que el plazo de entrega no es lo prioritario. Sin embargo, eso puede estar cambiando según la empresa china se va fijando más y más en el mercado español y en español.

Así, dos novedades en poco tiempo hablan de que el amor de los españoles por Alibaba empieza a verse correspondido. Primero, la apertura del servicio Aliexpress Plaza, que busca dar un giro de calidad al servicio: quiere garantizar entregas en domicilios españoles en 7 días desde la compra y devoluciones en 15. Evidentemente, es algo imposible de cumplir para tantos millones de pequeños vendedores, así que por ahora AliExpress Plaza se imita a una lista limitada de productos muy demandados, entre ellos los cada vez más populares (y con razón, pero ésa es otra historia) smartphones de marcas punteras chinas. Plaza busca, además, saltar las barreras de comunicación o comprensión con vendedores del otro lado del mundo.

La segunda novedad de Alibaba es el anuncio de que la empresa va a abrir una oficina en Madrid (y posiblemente una segunda en Barcelona) en el primer trimestre del año que viene. Este movimiento no está enfocado al consumidor, sino a las empresas: la idea es que más vendedores españoles se puedan 'subir¡ a la tienda Alibaba sin las trabas de hacerlo a través de China.

Una curiosidad final. Dentro de unos días, el 11 de noviembre (el día con más 'unos' del calendario), se celebra el 'día del soltero' en China. El año pasado Alibaba envió ese día 467 millones de paquetes. Este año, Katy Perry amadrina el lanzamiento de la gran fiesta del consumismo chino. ¿Habrá nuevo récord?