La Rioja

La ortorexia, cuando comer sano deja de ser sano, nuevo reto de ACAB

logroño. La Asociación Contra la Anorexia y la Bulimia (ACAB) de La Rioja conmemora el vigésimo aniversario de su fundación, que llega marcado por nuevos retos contra los que luchar, nuevos trastornos alimentarios y de conducta como la ortorexia. ACAB fue la segunda organización creada en España contra la anorexia, un trastorno que afectaba principalmente a chicas jóvenes, del que en los años noventa «se conocía muy poco» y del que se pensaba que «solo era una forma de llamar la atención».

Así lo explica Gloria Martínez, la presidenta de ACAB y su responsable prácticamente en estas dos décadas, en las que se ha pasado de que solo existieran organizaciones similares en Barcelona -desde hace 25 años- y La Rioja a que estén unidas en una federación 35 entidades repartidas por toda España. Porque «en aquellos momentos era importante que existiera conciencia de este problema» y «se ha logrado» aunque «todavía hay muchas dificultades que sortear, asegura Martínez, que fue la primera presidenta de la Federación de estas entidades.

Reconoce que, sobre todo en el tratamiento de la anorexia, «se ha avanzado mucho» y «hay más tratamientos, más conocimientos en la sociedad y se actúa antes» y que «en muchos casos los afectados se pueden recuperar», aunque alrededor del cinco por ciento tienen secuelas crónicas. Sin embargo, las asociaciones como la riojana han comprobado como los trastornos aumentan en la sociedad actual y marcan nuevos retos para los profesionales que trabajan en este campo.

«Hay muchas más cosas que antes», detalla Martínez, que explica cómo hasta ACAB llegan «personas que no pueden controlar los atracones nocturnos de comida», por ejemplo. Y también «nos llegan nuevos problemas que son preocupantes» en especial «la ortorexia» que es un trastorno marcado por «la obsesión de comer sano, o lo que ellos consideran sano, aunque acaban quitando de su menú muchos nutrientes que son necesarios». «Es un trastorno que no parece ser eso, pero que está generando problemas de nutrición y de conducta», asegura, y recalca que sus especialistas recomiendan «la dieta más rica que hay, la mediterránea, que supone comer todo lo que necesita el cuerpo».