La Rioja

La mitad de los parados riojanos ya no recibe ninguna prestación

  • CCOO alerta del aumento de los esempleados que no cobran más que ayudas asistenciales

CCOO en La Rioja ha alertado hoy del incremento en esta comunidad de los desempleados que ya no tienen una prestación contributiva, que han llegado a la mitad del total; y de los problemas que hay en la región para ofrecer cursos de formación a quienes no tienen trabajo.

El secretario general de CCOO en La Rioja, Jorge Ruano, ha presentado hoy, en una rueda informativa, un informe sobre el mercado de trabajo en la comunidad, junto a la responsable de Acción Sindical del sindicato, María Ángeles Alcalde.

El informe, elaborado a partir de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), revela, a juicio de CCOO, la proliferación en La Rioja de una "desigualdad crónica", segun informa la Agencia Efe.

Algo que viene marcado por "una tasa de temporalidad del 27 % en el tercer trimestre" y por una tasa de desempleo de jóvenes menores de 30 años del 34 %; además, en La Rioja hay un 22 % de personas en riesgo de pobreza, según los datos que ha explicado Alcalde.

Ruano, por su parte, se ha centrado en la situación de quienes no reciben una prestación contributiva por encontrarse en desempleo, que han alcanzado ya al 50 % de los parados riojanos, quienes solo reciben ayudas asistenciales.

"En 2012 se reformó el sistema del desempleo para lograr un ahorro, pero eso hay ido en perjuicio de los más desfavorecidos", ha asegurado Ruano, quien ha explicado que, mientras que la creación de empleo aumentó a un ritmo del 8,6 % en el último año, las personas que dejaron de percibir cualquier prestación aumentaron un 9,5 %.

Algo que se une a "la gran temporalidad" que "este verano ha batido récords", con un 27 % de contratos que no ha superado los 7 días, ha afirmado.

"La Rioja es la comunidad en la que más ha descendido el número de personas con prestaciones, un 20%", ha dicho Ruano.

Según los datos analizado por CCOO, casi el 60 % de los desempleados riojanos tiene un bajo nivel formativo y más de 45 años, por lo que "hay un rechazo de los empresarios a contratarles" y eso "está generando un grave problema social en La Rioja", ha subrayado.

Se trata, en muchos casos, ha asegurado, de "buenos profesionales, que se incorporaron pronto al mercado de trabajo y que han sido formados en un cometido en sus empresas", pero que "no tienen títulos académicos, como la ESO", y "eso les impide acceder a más formación".

Eso supone, ha alertado Ruano, que en La Rioja "se está creando una bolsa de gente con conocimientos, pero sin capacidad para formarse más y rechazados por los empresarios".

Ante esa situación, ha demandado de las administraciones públicas "un cambio en el sistema de protección al desempleo" porque "el actual fue creado en otros tiempos y, ahora mismo, quienes encuentran trabajo no pueden generar derechos para el futuro por la duración mínima de sus contratos".

"No es cuestión de invertir más", sino de "utilizar lo que ya hay", según Ruano, quien se ha preguntado a dónde van los fondos asignados a la formación de trabajadores en La Rioja.

Ha afirmado que se han perdido "dos años" sin cursos de formación y sin orientación y "perdiendo los recursos que todos pagamos, en nuestras nóminas, y en un momento en el que hacen falta", ha afirmado el dirigente regional de CCOO.

Para él, el sistema diseñado da protagonismo a las empresas de formación y "ha expulsado" a los ayuntamientos, agentes sociales y a asociaciones, pero "esas empresas no han respondido y no han sido capaces ni de gastar los recursos", por lo que "el resultado es desastroso".

"Van pasando los meses, la situación es más precaria y no hay soluciones", ha lamentado Ruano, quien ha asegurado que ya ha transmitido su opinión al Ejecutivo riojano, en el marco del Diálogo Social.

"Estamos de acuerdo en muchas de las cosas que hay que poner en marcha, pero no tenemos respuesta en cómo se va a hacer", según Ruano, quien ha dicho que "el Gobierno regional sigue parapetándose en que ellos lo van a poner en marcha porque es su obligación, pero no se hace porque no hay capacidad ni estructura".

En esta línea, ha lamentado que el Gobierno regional "no reconoce el problema" e "insiste en que lo va a poner en marcha, pero no es capaz" y, "mientras, los que hacíamos formación hasta 2014 no la hacemos porque se nos ha expulsado del sistema".

Así, "seguimos pasando la aguja sin hilo y dando discursos generales", sobre todo, porque "no estamos de acuerdo con el planteamiento estrella, el único plan, del Ejecutivo riojano para los desempleados jóvenes y mayores de 45 años, que es meterles un cheque en el bolsillo", ha resaltado.

"Es algo que no funciona porque lo único que hacemos es subvencionar esos contratos y que los empresarios cambien a quien no tiene cheque por el que tiene", ha concluido.