La Rioja

Retos de mercado y sociopolíticos de las entidades financieras

  • El presidente de Cajamar recapituló en su conferencia algunos de los objetivos que las entidades financieras deben afrontar

La historia de Cajamar y los retos que el sector financiero se plantea en esto momentos centraron ayer las palabras de Eduardo Baamonde, presidente de la entidad, quien habló sobre conocimiento e innovación para el desarrollo del crédito agroalimentario. Baamonde aseguró que desde el punto de vista de Cajamar, los retos del sector del mercado pasan por afrontar objetivos que actualmente no son sencillos, pero en los que está trabajando la comunidad financiera. Entre ellos, destacó algunos que salieron a relucir en varias de las mesas redondas posteriores y otros más novedosos.

«Una recuperación lenta de la crisis, los tipos de interés más bajos que se recuerdan, una globalización de los mercados que supone interconexión e interdependencia, la reducción de la morosidad, la globalización de los mercados o nuevos operadores globales», señaló Baamonde, como puntos principales en los que deberían centrarse las acciones financieras.

Por otro lado, Baamonde destacó los objetivos que para él «son más importantes» y que le preocupan más «los socio-políticos». Entre ellos habló de «la pérdida de confianza de la sociedad en las entidades financieras, la proliferación normativa y un mecanismo único de supervisión para garantizar solvencia, rentabilidad y gobernanza».

«El acceso al crédito y la trasferencia de conocimiento han sido los ejes de esta caja», que, según explicó el directivo de Cajamar, en la actualidad cubre el 50% de cuota de mercado en Almería y cuyos retos de futuro «pasan por la innovación» en una entidad que comenzó dando avales a insolventes a los que el único requisito que pedía era mirarles las manos. «Si eran trabajadores lo iban a devolver», explicó mientras mostraba fotos antiguas de los agricultores junto a los trabajadores de la entidad que preside.