La Rioja

Sólo faltan el frío y la nieve

Carlos Cuevas y Conrado Escobar muestran algunos de los vehículos incluidos en el plan de vialidad invernal. :: miguel herreros
Carlos Cuevas y Conrado Escobar muestran algunos de los vehículos incluidos en el plan de vialidad invernal. :: miguel herreros
  • Cien profesionales y 26 vehículos integran el plan de vialidad invernal para velar por la seguridad en las carreteras autonómicas

Aunque ayer lucía el sol, La Rioja ya está preparada para combatir la nieve, el hielo y las lluvias propias del invierno. Cerca de cien profesionales y 26 vehículos (camiones quitanieves, tractores, motoniveladoras, palas retroexcavadoras y vehículos auxiliares) integran el dispositivo que el Gobierno regional mantendrá activo hasta el próximo abril para garantizar la seguridad de las personas y la circulación del tráfico rodado en los alrededor de 1.500 kilómetros de red autonómica de carreteras.

Los consejeros de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas, y Políticas Sociales y Justicia, Conrado Escobar, informaron acerca del plan de vialidad invernal puesto en marcha ayer y que tiene por objetivo «facilitar el acceso a los municipios y contribuir a reducir la siniestralidad». Cuevas incidió en que el 40% de las vías autonómicas se encuentran por encima de los 600 metros de altitud, por lo que «tenemos que estar preparados para cuando lleguen los rigores del invierno».

Por esto, la Dirección General de Obras Públicas y Transportes cuenta con 52 personas y 26 vehículos, repartidos en 22 equipos, para encarar las dificultades que puedan causar las inclemencias meteorológicas en cualquier punto de nuestra geografía. El titular de Fomento indicó que este año se ha incorporado un 4x4 quitanieves con dispensador de sal y que en el conjunto de la región hay situados siete puntos de almacenamiento de sal, en los que se guardarán 1.500 toneladas, 200 menos que las se repartieron la pasada campaña.

Por su parte, Escobar subrayó la importancia de la «coordinación» entre este despliegue de medios y efectivos y el SOS Rioja, donde 40 profesionales se encargan de prevenir y hacer un seguimiento de los fenómenos meteorológicos adversos, así como de atender los posibles incidentes que puedan surgir. «Estos dos dispositivos tienen que estar perfectamente engrasados para que se despliegue el operativo apropiado para cada situación de emergencia», dijo.