La Rioja

El Gobierno insiste en que las pymes son uno de los ejes principales su política

González Menorca, entre Javier Ureña y Julio Herreros. díaz
González Menorca, entre Javier Ureña y Julio Herreros. díaz / FERNANDO
  • González Menorca rechaza las críticas de la Cámara y resalta el esfuerzo del Gobierno en la pequeña empresa

logroño. La consejera de Desarrollo Económico e Innovación, González Menorca, aseguró ayer que las pequeñas y medianas empresas, y los emprendedores, conforman uno de los ejes principales de la política económica del Gobierno de La Rioja. «Sabemos cuál es nuestro foco», dijo González en una rueda de prensa en la que ha mostrado un panorama contrario al que, el martes, diera a conocer el presidente de la Cámara de Comercio, José María Ruiz Alejos. La consejera, que no quiso «entrar a valorar» los datos de la encuesta de la Cámara de Comercio, subrayó que «La Rioja es en la actualidad una comunidad solvente y más competitiva».

«Nuestro tejido empresarial está fundamentalmente conformado por pymes, que suponen el 95,2% del total de las empresas y, en ellas, hemos centrado nuestros esfuerzos porque tienen un papel fundamental en el progreso económico de nuestra región», indicó.

Entre los datos en que se apoyó la consejera, se encuentra el último Innobarómetro de la Fundación Riojana para la Innovación, que reflejaba que ocho de cada diez empresas riojanas innovan. Señaló que el Gobierno riojano cuenta con tres acciones concretas para las pequeñas y medianas empresas: el Plan de Desarrollo Industrial, el Plan Estratégico de la ADER y Plan de apoyo al Relevo Generacional.

Y añadió que, en la Mesa de Política Industrial y de Innovación, formada por el Gobierno de La Rioja, la Federación de Empresarios de La Rioja y los sindicatos UGT y CCOO, verá la luz el Plan de Desarrollo Industrial al principio del 2017, según indicó González Menorca.

El Plan Estratégico de Subvenciones de la ADER, ha dicho, está dotado con 35 millones de euros y «no establece barreras de entrada alguna ni para los autónomos ni empresas por pequeñas que sean»; e, incluso, «rebaja las exigencias de inversión mínima para el acceso a las ayudas públicas». Este plan contempla un catálogo de ayudas y servicios para dar respuesta a gran parte de las necesidades de las empresas en su devenir.