La Rioja

Preparados para el invierno

Preparados para el invierno
  • Un centenar de personas participan en el plan de vialidad invernal 2016-2017

El Gobierno de La Rioja dispone de un dispositivo de cerca de cien profesionales para garantizar la seguridad de las personas y la circulación del tráfico rodado en los cerca de 1.500 kilómetros de la red autonómica de carreteras durante el invierno.

Los consejeros de Fomento, Carlos Cuevas; y de Justicia, Conrado Escobar, han presentado hoy este plan de vialidad invernal, que permanecerá activo hasta el próximo mes abril y cuyo objetivo es facilitar el acceso a los municipios y contribuir a reducir la siniestralidad.

El plan contempla los medios humanos y técnicos para mantener en las mejores condiciones posibles las carreteras riojanas y el trabajo de información y coordinación que se desarrolla lleva a cabo desde el SOS Rioja 112, según informa la Agencia Efe.

El plan de vialidad invernal de la Dirección General de Obras Públicas y Transporte cuenta con 52 personas y 26 vehículos, entre camiones quitanieves, tractores, motoniveladoras, palas retroexcavadoras o vehículos auxiliares.

Este dispositivo se estructura en 22 equipos para hacer frente a las dificultades que las inclemencias meteorológicas puedan causar en cualquier punto de la geografía riojana durante la campaña, ha subrayado Cuevas.

Ha recordado que, en la campaña anterior, el operativo tuvo que intervenir 36 días, entre el 23 de noviembre y el 1 de abril; y la actividad se concentró en el primer trimestre del año.

Los días con mayor incidencia fueron el 14 y el 15 de febrero, en el que hubo siete equipos en funcionamiento; el 7, 8 y 10 de marzo, con cinco equipos; y el 27 y 28 de febrero, con tres; mientras que la cantidad de sal repartida en las carreteras riojanas ascendió a 1.700 toneladas.

Para este año, la cantidad prevista es de 1.500 toneladas de sal, que se almacenará en Anguiano, Calahorra, Enciso, Logroño, Manzanares, Torrecilla en Cameros y Villarroya.

Los recursos de la alerta invernal se activarán de forma progresiva en función de la intensidad de las adversidades meteorológicas.

Los criterios de actuación establecen como preferentes las actuaciones en los itinerarios de largo recorrido que conectan los núcleos de población más importantes; las conexiones de municipios con los corredores correspondientes y la limpieza de los puertos.

La Dirección General de Carreteras está en permanente coordinación con los servicios de emergencias, como SOS Rioja, Guardia Civil de Tráfico y Protección Civil, para atender cualquier incidencia que pudiera surgir en caso de nevada.

La coordinación de este dispositivo se efectuará desde el Centro de Comunicación ubicado en el parque móvil de la Consejería de Obras Públicas; y todas las incidencias se canalizarán a través de los teléfonos del parque y del SOS Rioja 112.

El procedimiento, en comunicación con los recursos de emergencias, se activa a partir de un aviso de nevadas y, en función de su intensidad, se seguirá un protocolo de actuación que tiene como fin garantizar la seguridad de las personas y la circulación del tráfico rodado en los principales corredores de la red autonómica.

La Dirección General de Justicia e Interior participa con el cometido de prevenir y hacer el seguimiento de los fenómenos meteorológicos adversos para atender los posibles incidentes que puedan surgir, según Escobar.

El SOS Rioja aporta a este dispositivo 40 profesionales y trabaja 24 horas al día durante la campaña, ha recordado este consejero, quien ha explicado que, en la pasada campaña, este servicio de emergencias recibió 77 notificaciones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

También se contabilizaron boletines informativos de alertas, de las que 51 alertas fueron amarillas, cuatro naranjas -una por nevadas, una por ola de frío y dos por viento- y varios avisos especiales de Aemet.

Se gestionaron 121 solicitudes de limpieza de calzada, 21 rescates o salvamentos, dos de ellos en la zona de Valdezcaray, once casos de personas perdidas, una caída en un barranco, cuatro vehículos atrapados en nieve, un rescate de una persona por agotamiento físico y dos rescates de perros.

A esas incidencias hay que sumar los posibles accidentes e incidentes de tráfico derivados de los fenómenos adversos y cortes de cortes de suministro de luz y telefonía, entre otros.

Las características orográficas y geográficas del territorio de La Rioja, dado que el 40 % de las carreteras autonómicas se encuentran por encima de los 600 metros de altitud, propician que sean mayores los riesgos de precipitaciones, nevadas y heladas durante el invierno.