La Rioja

De la denuncia virtual... a la real

De la denuncia virtual... a la real
  • Rumian23 inició la campaña en Change.org al considerar que su abuelo falleció en San Mateo sin la asistencia adecuada por el cierre del servicio

  • Un 'youtuber' logroñés logra 63.663 firmas para que la Unidad de Cuidados Paliativos a Domicilio trabaje los 365 días

Por tierra, mar y aire. Desde las redes sociales a la Oficina de Atención al Paciente. La familia de un usuario de la Unidad de Cuidados Paliativos a Domicilio fallecido en los pasados sanmateos ha denunciado la falta de asistencia al enfermo durante la semana festiva por el cierre del citado servicio sanitario.

Antes de interponer la queja ayer ante la Oficina de Atención al paciente, la familia de F.V.T. puso en marcha una macrocampaña en las redes sociales que dio la vuelta al mundo sustentada en la popularidad de Rubén Crespo, nieto del fallecido y exitoso 'youtuber' logroñés. Conocido en la Red como Rumian23 el joven cuenta con más de 365.000 suscriptores en Youtube y 85.000 seguidores en Twitter. En la noche del lunes 24 de octubre colgó un vídeo de 8 minutos y 42 segundos en el que narraba las últimas horas de su abuelo y la falta de asistencia médica adecuada debido a las fiestas mateas. A las 9 de la tarde del martes 1 de noviembre, la grabación atesoraba 422.308 visualizaciones y la recogida de firmas a través de Change.org superaba a la misma hora las 63.663 rúbricas en favor de la apertura las 24 horas y los 365 días del año de la Unidad de Cuidados Paliativos a Domicilio.

«¿Cómo es posible que cierre una unidad que tiene gente terminal en casa? Es inhumano»; relata entre lágrimas. «Es bastante duro y que nadie te eche una mano y que nadie te ayudara. Pedimos al 112 que viniera, pero no eran los capacitados para suministrarle la morfina para que mi abuelo se fuese en paz», concluye.

«Un servicio de apoyo, no de urgencia»

Desde Salud, José Miguel Acitores, director de Atención Especializada, recordó, en declaraciones a Diario LA RIOJA, que los servicios de Cuidados Paliativos a Domicilio «son recursos de apoyo a la red de atención primaria. Es un servicio que si de algo peca es que todo el mundo lo alaba, pero no es un dispositivo de urgencia y cuando no trabajan, el sistema garantiza la atención médica de estos pacientes y de todos a través de todos los dispositivos asistenciales de atención primaria, 061, 112 y urgencias hospitalarias, que sí cubren las 24 horas de los 365 días».

En la actualidad la Unidad de Cuidados Paliativos a Domicilio cuenta con 1 coordinador, 5 médicos, 12 enfermeras, 2 auxiliares, 2 psicólogos, 2 trabajadores sociales y un administrador con capacidad para atender a 160 pacientes. «Es un equipo ampliable si hubiese necesidad, pero ahora atiende a 132 usuarios, el 83% de su capacidad», aclara Acitores. En el mismo sentido, Javier Cevas, jefe de Cuidados Paliativos, tras recordar que el horario de servicio es de lunes a viernes, los médicos de 8 a 15 horas y las enfermeras de 8 a 21, aclaró que las urgencias «se derivan al 112 mediante aviso y contacto con la historia clínica del paciente».

Respecto al caso del fallecido, Acitores, tras admitir que se revisa si pudo haber un fallo alguno de los días al no suministrarle la sedación según denuncia la familia, sí explicó que en la semana de San Mateo acudió al hogar del paciente personal del 112 en cinco o seis ocasiones para facilitarle atención y, además, ofrecerle el traslado al Hospital San Pedro. «Entiendo la reacción de la familia porque son momentos muy duros y desde luego no es admisible que alguien tenga un desenlace malo pudiéndolo tener bueno», remachó.