La Rioja

Primeras citas con la vacuna

fotogalería

La enfermera Eden Lizaranzu pone la vacuna contra la gripe a Rufino Echazarreta. / juan marín

  • El lunes arrancó la campaña de inmunización contra la gripe que se prolongará hasta el 16 de diciembre

  • María Ángeles García, Rufino Echazarreta y Luis Solana fueron de los primeros en recibir su dosis contra un virus que en la mayoría de los casos cursa sin complicaciones

Había ganas de inmunizarse contra la enfermedad más común del invierno y ayer se notó. La Rioja estrenó la campaña de vacunación antigripal y lo hizo, como siempre, con numerosos pacientes esperando recibir una dosis que está especialmente indicada para los mayores de 60 años, los enfermos crónicos y los profesionales sanitarios.

Como cada año, según constata Eden Lizaranzu, enfermera del centro de salud de Cascajos, la primera semana es la más concurrida y especialmente el primer día y más este año que el País Vasco comenzó su campaña justo una semana antes. Muchos pacientes «llevaban un tiempo preguntando por la vacuna», porque quieren, a toda costa, esquivar el virus de la gripe que en la mayoría de los casos cursa sin que se presenten complicaciones, pero que tienen mayor probabilidad de aparecer en personas catalogadas de alto riesgo. El año pasado y sólo en este centro se inocularon unas 3.000 dosis, una cifra que esperan repetir también este año.

María Ángeles García Barrio fue ayer de las primeras en recibir la vacuna de la gripe. No era la primera vez. Hace años se animó, acudió a su médico de cabecera y la pidió voluntariamente. Al poco tiempo de inmunizarse cogió un «catarrazo, seguramente por casualidad», dice, pero aquello fue suficiente para aparcar la vacuna durante unos cuantos años...hasta éste. Su médico de cabecera le ha recomendado fervientemente que debe vacunarse para evitar las complicaciones que podrían derivarse de la patología crónica que padece.

Rufino Echazarreta, de 69 años, aprovechó el primer día de la campaña para recibir su dosis, la misma que le suministran desde hace once años, «desde que sufrí un infarto», comenta. Ahora con diabetes e hipertensión a sus espaldas no lo duda, se la seguirá poniendo puntualmente cada año.

En una situación similar se encuentra Luis Solana. A las puertas de los 70 años, y compartiendo nombre con el político hermano de Javier Solana, como él mismo comenta, empezó a vacunarse en la empresa en la que trabajaba, pero a raíz de la jubilación a los 65 años, la cosa cambió. Dejó de hacerlo hasta que este año, al igual que a María Ángeles, el médico se lo ha recomendado encarecidamente.

Cifras de éxito

Para la campaña antigripal 2016-2017 se han adquirido 65.000 dosis, que se distribuyeron entre los centros de salud el pasado viernes, por el sistema de compra centralizada a través del Ministerio de Sanidad. En esta ocasión, se incidirá en la población de más de 60 años y en los profesionales sanitarios.

En concreto, se buscará reforzar el alcance en la población de entre 60 y 64 años, superar el 30% de cobertura en el grupo de profesionales sanitarios, mantener al menos el 90% en personas mayores de 60 años institucionalizadas (ingresados, residencias de ancianos, etc...) y elevar la respuesta de los menores de esa edad con alguna enfermedad crónica.

En el colectivo de personas mayores de 65 años, la cobertura en la región llegó el año pasado al 65,5%, superando ampliamente la media nacional que se situó en el 56,1%. Un nivel que los responsables de Salud de la región, como así lo expresaron durante la presentación de la campaña, aspiran a mejorar con el fin de reducir al máximo la incidencia de la gripe estacional y sus complicaciones en la salud.

La aplicación de la vacuna no es obligatoria y no deben recibirla los alérgicos a algún componente o que hayan tenido anteriormente una reacción severa, menores de seis meses o aquellos que padezcan una enfermedad aguda con fiebre alta, por lo cual deberán esperar a que la situación remita. La vacuna se inyecta de forma gratuita, que es propia exclusivamente para la campaña en curso, común para todos los colectivos y compuesta de virus fraccionados e inactivados.

Personas que puedan transmitir la gripe a otras que tienen alto riesgo de presentar complicaciones: