La Rioja

¿Por qué tiras tanta comida?

¿Por qué tiras tanta comida?
  • La OCU pide una ley que incentive en España la donación de alimentos frente al despilfarro actual

Los españoles tiramos comida a la basura. En realidad, decirlo así es quedarse horriblemente corto: según los datos del Ministerio de Agricultura, los hogares españoles tiran al contenedor 25,5 millones de kilos de comida... cada semana. Nada menos que el 33% de los alimentos producidos acaba en la basura. Lo cual es un despilfarro enorme de recursos, difícil de calcular. Pero piensen en el esfuerzo, la contaminación y la energía gastada en la producción de esos alimentos y en su procesado luego como basura.

Los números son aún más dolorosos si se tiene en cuenta que, según el mismo panel del Ministerio, el 85% de esos alimentos que acaban en la basura están en el mismo estado que cuando los compramos, es decir, que no han sido cocinados no procesados desde que los compramos hasta que los tiramos al cubo. Simplemente los compramos, los tenemos un tiempo y los desechamos.

Algo que, además de un dispendio para el conjunto de la sociedad, lo es también para los usuarios: la Organización de Consumidores y Usuarios calcula que con medidas muy sencillas (es decir, sin cambios exagerados en la rutina de los consumidores) cada familia se podría ahorrar de media 141 euros al año en comida no desperdiciada.

La propia OCU ha lanzado una web (www.notireslacomida.org) en la que se solicita el apoyo de los consumidores para un cambio legislativo en España. Lo que la asociación propone es que se incentive que los consumidores y los productores donen la comida en lugar de tirarla.

Consejos

Mientras eso llega, la web también da un buen número de consejos para que los consumidores no tiren tanta comida. Ahí van algunos de los más interesantes:

En la compra

Haz una lista de la compra en casa, anotando lo que te falta y planificando las comidas semanalmente. Repasa las fechas de caducidad de lo que tienes. No abuses de los formatos-ahorro (más grandes) y de las ofertas tipo 3x2.

En casa

Almacena la comida según el principio «first in/first out». Es decir, que lo más antiguo esté delante y lo nuevo detrás, aunque lleve más tiempo almacenarlo. Revisa el frigorífico de vez en cuando... y mantenlo en orden, teniendo en cuenta la temperatura que necesita cada alimento.

Lo que no me voy a comer aún

Hay muchas opciones para evitar que la comida se nos pase. Congelar los alimentos frescos o ya cocinados, adobar... o incluso regalar y compartir. Si te vas de vacaciones y la nevera está llena, regala. «Ahora nos puede resultar chocante, pero si empieza a resultar costumbre no tiene por qué», explica la OCU.

Al congelar

Congela los alimentos en porciones según lo que vamos a consumir de una vez. Si congelamos, por ejemplo, un kilo de filetes, «se descongelan de una vez y puede que no los usemos todos», recuerda la OCU. Aprender sobre congelación (en la web hay varios consejos) puede ayudarnos a ahorrar y a tirar menos comida.

Lo caducado

Con precaución y con cuidado, muchos alimentos pueden consumirse aunque haya pasado poco tiempo de su fecha de caducidad. Otros no: merece la pena informarse.

Otros trucos

Sirve menos al plato, porque lo que se queda en la fuente es mas fácil de reutilizar que lo que ya está en el plato. Aprovecha restos para cocinar, haz compost...