La Rioja

«Hoy resulta imposible que la naturaleza se autorregule»

  • Álvaro Marín Méndez , doctor en Ciencias Biológicas por la UR

La caza ha sido una actividad que el ser humano ha llevado a cabo desde que vivía en cuevas rupestres. En la actualidad, esa práctica ancestral se ha convertido en «un 'hobbie'», según señala el doctor en Ciencias Biológicas por la Universidad de La Rioja, Álvaro Marín Méndez.

Marín Méndez incide en que «de ser una cosa necesaria, ha pasado a constituir un deporte», en gran medida porque «el hombre ha cambiado los ecosistemas». «Si tomamos una pirámide, en la cúspide tenemos siempre a los depredadores. Esas alimañas que antiguamente se veían tan mal, como las grandes rapaces, los zorros o los lobos», detalla. Su papel, explica, consistía en realizar «un control en el ciclo biológico», para lo que «mermaban especies».

El ser humano, con el uso y aprovechamiento del medio natural, ha ido desplazando de su hábitat a estos animales, de ahí que el doctor en Ciencias Biológicas remarque que algunos ya «carezcan de su propio depredador». Así, dada su falta, la caza ha asumido en la época moderna la función de «selección natural» que éstos ejercían.

«Hoy en día resulta imposible que la naturaleza se autorregule porque no se lo permitimos los humanos, de ahí que la caza sea necesaria por este aspecto», subraya Marín Méndez, frente a los muchos detractores con que cuenta esta actividad.