La Rioja

De la idea a lo real gracias al 3D

  • El nuevo servicio permite experimentar en el campo del diseño, la fabricación y la reparación de objetos a través de impresoras en tres dimensiones

  • La Universidad de La Rioja estrena el Área UR-Maker en la Escuela de Ingeniería

Logroño. «Lo que se pretende es trasladar la filosofía del código abierto, lo intangible, a lo tangible, la construcción de objetos», razonó ayer el rector de la Universidad de La Rioja, Julio Rubio García, defensor del 'software' libre. El rector se pronunció así durante la inauguración del Área UR-Maker, un espacio para experimentar mediante el diseño, fabricación y reparación de objetos a través de impresoras 3D y máquinas CNC que ha sido habilitado para la comunidad universitaria, promovido por la profesora de Tecnología de Fabricación Alpha V. Pernía y los estudiantes Enrique Sodupe, Sergio Peciña y Sergio Martínez.

Julio Rubio García describió el Área UR-Maker como «un proyecto muy transversal porque aúna docencia, investigación e innovación» y especificó que se incluye dentro del paradigma «aprender haciendo». «Va a permitirnos unirnos a la sociedad y, en particular, a empresas. Ya hemos conseguido la cooperación de muchas empresas del entorno», anunció el rector de la UR. La ingeniería industrial tiene la capacidad de aglutinar muchos saberes y, por tanto, Julio Rubio García deseó que el Área UR-Maker también sirva para aumentar el número de vocaciones desde las enseñanzas medias. «Tenemos mucha necesidad de ingenieros, y sobre todo industriales, en nuestra sociedad, y en esta escuela politécnica de la UR se ofrece una formación estupenda que debemos potenciar», destacó.

Alpha V. Pernía expresó su intención de que el nuevo espacio tenga la capacidad de «hacer tangibles las ideas, se diseñe, ensamble, programe, explore y fabriquen máquinas prototipo que se tengan en mente». «La idea es fomentar el aprendizaje activo del alumno a través de la exploración, no dejando los conocimientos teóricos aprendidos en el aula sino experimentar para consolidar esos conceptos», declaró la profesora de Tecnología de Fabricación.

El Área UR-Maker es un espacio abierto a la experimentación, donde se va a realizar el proceso completo de construcción de piezas, desde el diseño gráfico por ordenador hasta la construcción con materiales concretos, especificó el rector.

Alpha V. Pernía añadió que «cada semana surgen nuevas innovaciones en la impresión 3D, hemos pasado de imprimir plástico a pared de hormigón y bioimpresión 3D y en un futuro podremos imprimir nuestros propios órganos, no tendremos que esperar a un trasplante», aseguró la profesora, quien apuntó que «el crecimiento es tan exponencial porque el conocimiento se transmite de forma abierta».

«Acelera los procesos»

El estudiante de Ingeniería Electrónica Industrial y Automática Sergio Martínez ha ayudado en el montaje del Área UR-Maker. Presente ayer en el acto, apuntó que «ahora estamos empezando a impartir unos cursos a los que puede asistir cualquier alumno o profesor de la universidad». Sergio mostró cómo piezas cuyo coste puede ser muy elevado se fabrican rápidamente y a bajo coste con las impresoras 3D de las que disponen. «En proyectos de ingeniería ayuda bastante porque acelera los procesos», subrayó. Por otro lado, Sergio Peciña, alumno del grado en Ingeniería Eléctrica, describió cómo están construyendo una impresora 3D con una impresora 3D. «Apenas perdemos material», aseguró mientras el aparato imprimía una pieza.